La UE se opone a los cierres masivos de escuelas para evitar la propagación de la gripe A

El Comité de Seguridad Sanitaria señala que la eficacia de la medida es "incierta" y debe ser valorada frente a su alto coste social y económico

La Unión Europea ha afirmado hoy que los cierres masivos de escuelas no son necesarios para combatir de forma preventiva la extensión de la gripe A. El Comité de Seguridad Sanitaria de la UE señala, tras una reunión, que la eficacia global de esa medida es "incierta" y debe ser valorada frente al alto coste social y económico que supondría.

La reunión del Comité se ha producido mientras el Gobierno francés estudia la posibilidad de retrasar el inicio del curso escolar, que debe comenzar en pocas semanas, para evitar la propagación de la pandemia. En cambio, el Comité precisó que el "cierre local" de escuelas donde se hayan producido contagios entre los estudiantes puede ser beneficioso para retrasar la transmisión del virus, si bien la eficacia de la medida depende "claramente" de que se tome en el momento oportuno. Además, para asegurar que esos cierres tengan resultados, aconseja que vayan acompañados de otras medidas adicionales para evitar que los niños se reúnan en otros lugares.

En cualquier caso, la Comisión Europea recuerda que la decisión de cerrar las escuelas corresponde únicamente a cada estado miembro, según su situación epidemiológica. El Comité indica asimismo que los países deben estudiar otras acciones para limitar el absentismo de los padres en sus trabajos y asegurar la continuidad de la educación de los niños mientras no puedan asistir a clase.

Por otra parte, recomienda que las personas que presenten síntomas de gripe A justo antes de iniciar un viaje retrasen su partida y permanezcan en casa. Igualmente, aconseja que los viajeros que presenten síntomas de la enfermedad en su destino retrasen su vuelta, limiten su contacto con otras personas, se queden en su hotel y reciban allí la atención médica necesaria. Consecuentemente, advierte de que los estados miembros deberán atender cada vez más casos de personas que estén de vacaciones o viaje de negocios fuera de su país de origen.

No obstante, el Comité deja claro que esto son sólo recomendaciones durante la situación de pandemia y que en ningún momento se debe vulnerar el derecho a la libertad de movimiento entre los estados miembros, como contempla el Tratado de la UE. En ese sentido, a pesar de las recomendaciones, señala que no se podrá impedir volver a su país a las personas que hayan desarrollado los síntomas, excepto por razones clínicas. En cambio, aconseja a esas personas que utilicen mascarillas durante su viaje.

El Comité prepara ahora otra recomendación relacionada con la vacuna de la gripe H1N1, un medicamento sobre el que trabajan tres empresas farmacéuticas en la UE, y que podría empezar a comercializarse en octubre una vez superadas todas las supervisiones comunitarias, ha indicado en rueda de prensa el portavoz de Industria de la CE, Ton Van Lierop.

La Comisión también ha informado de que la comisaria europea de Sanidad, Andrulla Vasiliu, presidirá el próximo 11 de septiembre en Bruselas una reunión sobre la gripe A a la que asistirán los ministros del ramo del G7 (los países más industrializados del mundo: EEUU, Japón, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia y Canadá). Asimismo, está previsto que los titulares de Sanidad de los Veintisiete celebren en octubre un Consejo extraordinario en torno a esta enfermedad.

Ser fumador crónico es factor de riesgo

El coordinador del Grupo de la Infección de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), el doctor José Luis Cañada, ha recordado hoy que ser fumador crónico es un factor de riesgo para desarrollar enfermedades respiratorias y por tanto, para sufrir las consecuencias más graves de la gripe A, incluso la muerte.

En declaraciones a Europa Press, Cañada explicó que los fumadores crónicos, "que no los fumadores sociales, que consumen cigarrillos sólo de forma ocasional", "tienen una minusvalía en su aparato respiratorio" que, además de las complicaciones de la gripe A, les hace más vulnerables a la estacional y al resto de infecciones.

El experto asegura que los factores de riesgo para la gripe A "son los mismos que para la gripe estacional y los mismos que los de cualquier otra infección": aquellos que hacen más vulnerable al individuo frente al virus, como son las enfermedades crónicas como la diabetes, las

cardiovsculares o las respiratorias; ser mayor de 60 ó 65 años; tener inmunodepresión previa o un problema de obesidad.

La décima muerte por gripe A en España fue la de un joven de 30 años en Canarias que falleció por una insuficiencia respiratoria que derivó que una neumonía bilateral y un fallo multiorgánico. Aunque no sufría patologías crónicas, sí contaba con "factores de riesgo" sin precisar, según informó el Ministerio de Sanidad y Política Social.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50