Garoña rechaza albergar el almacén de residuos radiactivos

La negativa aborta cualquier intento de sustituir la central con el silo nuclear

El Ayuntamiento del Valle de Tobalina, que acoge la central nuclear de Santa María de Garoña, ha rechazado acoger el almacén de residuos radiactivos. El veto, acordado en pleno el jueves pasado, es relevante porque la convocatoria del Ministerio de Industria en busca de municipios que quieran el almacén incluye que deberán pedirlo por un acuerdo en pleno. Con esta decisión, el municipio aborta cualquier intento de sustituir la central por el almacén, una posibilidad que ya antes era extraordinariamente remota y que ahora frustra del todo esa posibilidad.

El ayuntamiento "apoya la continuidad de la planta por 10 años" más y avisa de que en caso de que el Gobierno cierre la central "esta decisión será considerada, no ya discrecional, sino profundamente arbitraria y se adoptarán la acciones legales pertinentes en defensa de los intereses públicos de este municipio".

Por ultimo, "ante los rumores aparecidos en prensa, al hilo del cierre de la central, dejar constancia de la negativa y Oposición a la instalación en los terrenos de la Central (y en los de cualquiera de este municipio) de un Almacén Temporal Centralizado o Individualizado de Residuos Nucleares de alta actividad o de cualesquiera otros de residuos radiactivos, exigiendo la retirada inmediata de los generados hasta la fecha, de las instalaciones de la central nuclear de Santa María de Garoña una vez cese la actividad de producción eléctrica de la planta".

El pueblo no quiere que ocurra como le pasó al de Almonacid de Zorita, en Guadalajara. La central cerró en 2006 y se ha quedado con los residuos radiactivos en un Almacén Temporal Individualizado. Desde junio de 2006, el Gobierno pospone la decisión sobre la construcción de un único almacén.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50