Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa ultima un trato con la NASA para enviar un 'rover' a Marte

El consejo de la ESA se ha reunido en Barcelona

El proyecto ExoMars, de la Agencia Europea del Espacio (ESA), para llevar a Marte un vehículo automático de superficie, sigue adelante, aunque buscando la financiación necesaria para convertirse en realidad, y ya sufre de un retraso de más de tres años (la fecha de lanzamiento es ahora el año 2016). Este proyecto tiene un presupuesto preliminar estimado en 1.300 millones de euros, pero en la reunión ministerial de la ESA, celebrada el pasado mes de noviembre en la Haya, los países miembros de la agencia sólo se comprometieron a financiarlo con 850 millones. ¿De dónde saldrá el resto? La cuestión parece haberse desencallado, y si no se producen contratiempos, se ultima un acuerdo con la NASA, según ha anunciado el director general de la ESA, Jean-Jacques Dordain. Él ha participado en la reunión del Consejo de Delegados de la ESA, presidido por el español Maurici Lucena y celebrada en Barcelona el miércoles y jueves.

Dordain ha explicado que Europa se queda con los aspectos más interesantes de Exomars, el tecnológico y el científico, porque la ESA se encarga de desarrollar el sistema de descenso en Marte, del rover de exploración y de un dispositivo de perforación en el suelo que lleva el vehículo para hacer agujeros de hasta dos metros de profundidad. Con este aparato pretende buscar "huellas biológicas" en el subsuelo del planeta Rojo, dice el director de la ESA. "Podemos sentirnos confiados porque además el proyecto va a poder funcionar incluso ya con el dinero que recibimos el año pasado, unos 850 millones de euros", añade. Estados Unidos aportará el cohete para el lanzamiento, un Atlas 5, y el equipo orbital alrededor de Marte.

Con respecto a la selección de los últimos astronautas de la ESA, entre los que no se encuentra ningún español, Lucena ha dicho que no es importante mirar de qué nacionalidades son, "sino que se han elegido a los mejores en un proceso transparente y meritocrático". También ha matizado que ,aunque sea difícil que vuelva al espacio Pedro Duque, actualmente en excedencia del cuerpo de astronautas de la ESA, no se excluye totalmente la posibilidad de que realice otra misión.

Acerca de la Estación Espacial Internacional (ISS), Dordain ha señalado que la situación ha cambiado drásticamente en las últimas semanas con la incorporación de un canadiense, un europeo y un ruso a la tripulación permanente de la base, que así tiene, por primera vez, seis personas viviendo allí en larga estancia. Estos tres astronautas se han sumado a otro ruso, un japonés un estadounidense que ya estaban en la ISS. "A partir de ahora, habrá siempre una tripulación de seis, lo que representa un incremento de las capacidades de exploración y de realizar experimentos científicos a bordo", señala Dordain. "Por vez primera son cinco socios de países distintos que están en una misma estación espacial trabajando juntos, es fantástico, es como si hubiera un pequeño mundo en órbita". También ha reseñado como paso importante el hecho de que, después del verano, por vez primera, el comandante de la base será un europeo, cargo que siempre se han repartido rusos y estadounidenses hasta ahora. Durante esta reunión del consejo, ha explicado el director de la ESA, los delegados han tenido la oportunidad de entablar una conversación de diez minutos con algunos miembros de la tripulación de la ISS.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla, junto con cargos del Ministerio de Ciencia e innovación, así como del Ayuntamiento de Barcelona ofrecieron ayer una cena a los asistentes a la reunión de la ESA, en la que se destacó el creciente papel de España en la investigación espacial.

En las sesiones del consejo, en las que el debate "se ha centrado en la mejora de la cooperación internacional", explica Lucena, también se ha abordado el sistema Galileo. Ahora hay dos satélites de demostración en órbita y se espera que la constelación esté completa y operativa para el año 2014, ofreciendo múltiples servicios de geolocalización; de hecho, está previsto que en el año 2010 ya haya cuatro satélites Galileo en el espacio.

Como no podía faltar en una cita espacial, Dordain ha recordado que el gran sueño de la ESA es que el ser humano vuelva a la Luna. "No queremos plantar una bandera", dijo, "sino entender cómo utilizar la Luna para allanar el camino de una misión tripulada a Marte". Pero esa es otra historia.