Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre pasa once meses en prisión por ocho denuncias falsas por maltrato en Sevilla

El detenido no pudo cometer los delitos porque no se encontraba en el lugar de los supuestos hechos

El juzgado de Violencia Doméstica de Sevilla ha archivado la causa contra un hombre que pasó 11 meses en prisión preventiva por ocho denuncias de maltrato presentadas por su mujer porque ha logrado demostrar que no pudo cometer las presuntas agresiones por no encontrarse en lugar de los supuestos hechos, entre otros motivos. El juez no solamente ha archivado la causa contra el denunciado, un vecino de la localidad sevillana de La Rinconada de 39 años, sino que ha deducido testimonio por un delito de denuncia o acusación falsa contra la supuesta víctima.

La mujer presentó ocho denuncias por agresiones entre diciembre de 2005 y abril de 2008 y acudió a numerosos programas de televisión para denunciar su situación y solicitar protección. Sin embargo, en el auto que cierra la causa, se explica que el acusado no pudo cometer algunas de las agresiones por estar fuera de Sevilla. En una de ellas, producida supuestamente el 8 de marzo de 2007, se encontraba en prisión.

El auto recoge también el informe forense sobre la agresión supuestamente ocurrida el 21 de enero de 2008, en el que no se descarta que la mujer pudiese haberse provocado ella misma las lesiones, por estar todas situadas en la cara anterior del cuerpo, "zonas accesibles para la interesada". Además, las heridas en el cuello "son difícilmente producidas en una situación de forcejeo", lo mismo que las del antebrazo y muslo, que "son paralelas, difícilmente producidas por una situación de forcejeo en que dos personas se están moviendo continuamente y mantienen posiciones diferentes". Por último, el acusado no se encontraba en La Rinconada ese día, sino que fue localizado en Umbrete, según certificó la policía.

Un informe de la Unidad de Valoración Integral del Daño (UVIG), especializada en violencia de género, da cuenta también del "escaso grado de verosimilitud de las denuncias presentadas" pues su testimonio presenta "inconsistencia, contradicciones y escasa concreción".

El afectado ha anunciado que va a presentar una demanda por los daños y perjuicios causados a su ex compañera, ya que durante el periodo que ha estado en prisión perdió su trabajo y le ha costado encontrar otro.