Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Reciclar el vidrio de una bombilla evita emitir tanto CO2 como un coche circulando durante un día y medio

Ambilamp presenta un estudio sobre los beneficios medioambientales de gestionar estos residuos

Consulta el nuevo modelo de Logística Inversa desarrollado por AMBILAMP para la recogida y reciclaje de lámparas.

La conciencia sobre el reciclaje está extendida en el plástico, el vidrio, el papel o las pilas. Pero, ¿y las bombillas? Ambilamp, una asociación dedicada al reciclaje de bombillas ha presentado hoy un estudio sobre las consecuencias medioambientales de tirarlas a la basura convencional o en el contenedor equivocado: una bombilla tirada a la papelera supone la misma emisión de CO2 a la atmósfera que un coche circulando durante un día y medio.

Y es que, además de vidrio, las bombillas contienen mercurio, plástico y metal, por lo que es incorrecto tirarlas a este bidón, "cosa que aún se hace porque a gente no tiene muy claro dónde deben ir", dice un portavoz de la asociación. Ambilamp, que comenzó a funcionar en 2005, ha reciclado hasta ahora 28 millones de bombillas, la mayoría procedentes de empresas. Con esta labor han evitado que se emitan 300.000 toneladas de CO2 a la atmósfera, la misma cantidad que pueden absorber todos los árboles de España durante un día y medio. Sólo durante 2008, la asociación consiguió evitar la emisión del CO2 que producen 45.000 coches funcionando durante un año.

Se pueden reciclar las bombillas fluorescentes, de descarga o de bajo consumo, pero no las tradicionales ni las halógenas

Hasta ahora, Ambilamp cuenta con 12.000 puntos de recogida de bombillas, sobre todo en puntos limpios, pequeños comercios y grandes superficies. Aunque, dado que son básicamente empresas las que reciclan (también producen el 80% de los residuos), su objetivo es ahora llegar a los hogares y, para ello, aumentar los puntos de recogida hasta llegar a 40.000.

En la web de Ambilamp se puede averiguar cuál es el punto de recogida más cercano. No obstante, se pueden reciclar las bombillas de bajo consumo, fluorescentes o de descarga, pero no las tradicionales o halógenas.