Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Medio Ambiente cierra la toma ilegal de agua del trasvase hacia Las Tablas de Daimiel

El robo del agua destinada al parque nacional ha desatado la polémica en la zona

Operarios de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, del Ministerio de Medio Ambiente, han cerrado esta mañana la toma de agua del trasvase del Tajo a Las Tablas de Daimiel que el pueblo de Villafranca de los Caballeros (Toledo) abrió hace 15 días y por la que, según fuentes próximas al caso, se ha ido buena parte del caudal destinado al parque nacional. El pueblo de Villafranca tiene una concesión de agua del río Cigüela para rellenar su laguna, pero el cauce actualmente lleva principalmente agua del Tajo hacia el parque nacional, lo que no impidió que hace dos semanas el cauce del río apareciese taponado y la compuerta que lleva agua a la laguna de Villafranca abierta al máximo. Hace una dos semanas la Guardia Civil amagó con precintar la compuerta pero las protestas de los vecinos lo impidieron. Hoy, desde las 7.30 y sin oposición, la Confederación y la Guardia Civil han precintado la salida.

El robo del agua destinada al parque nacional ha desatado la polémica en la zona. El alcalde de Daimiel, José Díaz del Campo, del PSOE, ha pedido una investigación. En 2007, durante el último trasvase del Tajo a Daimiel solo el 15% llegó a su destino. El agua va por el trasvase Tajo-Segura y a mitad de camino viaja por el cauce del río Cigüela, uno de los que abastece al parque nacional de las Tablas de Daimiel, seco desde 2006. Como el acuífero de la zona ha perdido 30 metros de nivel, la mayor parte del agua se filtra, pero a esto hay que sumar el desvío a la laguna de Villafranca, lo que ha irritado al Minsiterio de Medio Ambiente. La laguna de Villafranca sirve en verano a bañistas y pescadores y tiene usos principalmente recreativos.

El Ayuntamiento de Villafranca ha defendido que no hay robo sino que el consistorio tiene una concesión de 40 litros por segundo del Cigüela y que es de ahí de donde se abastece el agua, que hubo una confusión y que no se dieron cuenta de que el cauce ya llevaba agua del Tajo. Para evitar estos problemas en el futuro, Medio Ambiente estudia construir una tubería desde antes de Villafranca hasta Daimiel, una de las medidas que establece el plan de recuperación de las Tablas de Daimiel.