Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fotonoticia:

La nebulosa del Anillo

Los expertos de la Sociedad de Astronomía nos recomiendan observar esta semana uno de los objetos celestes más conocidos por los aficionados

La nebulosa del Anillo (también conocida como M57 y NGC 6720) es una nebulosa planetaria que se encuentra en la constelación de Lyra, entre Beta y Gamma Lyrae. Es una de las más conocidas. Se sitúa a 2.300 años luz de nuestro planeta. Su magnitud es de 8.8. Se aproxima a la Tierra a más de 120 km/h. Estas nebulosas planetarias se forman al final del ciclo de vida de la mayoría de las estrellas y están formadas por las capas externas de la estrella originaria. En el centro de la nebulosa suele quedar una estrella remanente, llamada enana blanca, como es el caso de esta nebulosa.

Su nombre viene dado por la forma de anillo que la caracteriza. Se puede observar en las noches de verano en el hemisferio norte con telescopios medianos y para los aficionados es un reto identificar la enana blanca que se encuentra en su interior. Con prismáticos es difícil de resolver, dado que se identifica a partir de los 100 aumentos.