Miles de valencianos salen a la calle contra la política educativa de Camps

Entre el 70 y el 80% del profesorado se suma a la primera huelga general de la enseñanza pública contra la política educativa del PP

Al grito de "Font de Mora, dimisión", miles de valencianos se han manifestado este martes en las tres capitales de provincia contra la política educativa del presidente, Francisco Camps, y en especial del consejero Alejandro Font de Mora. Estas protestas históricas concluyen un día de aulas vacías y huelga en el sector educativo. La manifestación en Valencia ha logrado reunir a unas 28.000 personas, en Alicante han sido 12.000 según los organizadores y más de 4.000 según la Policía, y en Castellón han salido a la calle unas 5.000 personas.

Muchos manifestantes portaban fotos del consejero de Educación boca a bajo, por el expediente abierto contra el directores del IES Las Norias de Monforte del Cid (Alicante) por permitir que se colgara una foto como ésta, luego también había muchos gorros chinos, que llevaban niños, en referencia al anuncio de Educación de implantar el Chino mandarín como idioma, y decenas de pancartas que repasaban las numerosas reformas pendientes y demandas de los centros educativos.

Más información
Miles de personas se manifiestan contra la gestión educativa de Camps y Font de Mora

Primera huelga general

La enseñanza pública valenciana ha vivido hoy la primera huelga general "contra la política educativa del Gobierno del PP". Los colegios e institutos prácticamente se han vaciado de alumnos en un 70%. Según los primeros sondeos recabados centro a centros por los tres sindicatos convocantes CC OO, STEPV y UGT, el 70% de los 504.986 alumnos de 3 a 18 años convocados no han asistido a clase. Entre el profesorado, entre el 70% y el 80% también ha secundado la huelga en protesta por "la política de decretazos" de un Administración educativa en franco desgaste, en lo que fue un gesto sin precedentes porque el paro estaba convocado no para reivindicar mejoras salariales ni laborales.

La Administración educativa ha tratado de neutralizar las cifras del paro docente sacando a colación el estadillo enviado por los directores hace dos días, según el cual sólo el 21,7% anticipó su deseo de hacer la huelga.

En Valencia capital, los tres colegios públicos del Distrito Marítimo -escenario de la Copa del América y de la Fórmula 1- el descontento con la gestión de Camps ha llegado a vaciar al 100% las aulas. Las madres y los abuelos han optado por llevar a sus hijos a los parques y a la playa. El CP Ballester Fandos, el Malva-rosa y el Blasco Ibáñez permanecen prácticamente cerrados por falta de clientela, excepto el profesorado de servicios mínimos obligatorios que tuvo que ir a trabajar.

En la Comunidad Valenciana, al menos 40 colegios e institutos viven la misma situación de cierre total. En otros, hay algún profesor de Bachillerato que ha saboteado la huelga con un examen improvisado e inaplazable. También ha habido municipios gobernados por el PP donde se han dado situaciones extremas como en Bolbaite, donde el alcalde ha lanzado un bando, o en Manises, donde el Ayuntamiento ha repartido folletos, alentando a las familias a llevar a los hijos a clase.

La huelga, que estaba convocada formalmente por los tres grandes sindicatos de la enseñanza pública, cuenta con el respaldo unánime de 14 organizaciones adscritas a la Plataforma por la Enseñanza Pública. Se trata de un movimiento civil que se constituyó en junio del año pasado, cuando el presidente Francisco Camps tuvo la ocurrencia de obligar a traducir las clases de Educación para la Ciudadanía al inglés, y que desde -tras dos trimestres escolares de movilizaciones y desencuentros por la gestión educativa de Alejandro Font de Mora- pide "la dimisión del equipo directivo de la Consejería de Educación".

Secundan esta petición las cuatro asociaciones de estudiantes, la Confederación de Padres de Alumnos Gonzalo Anaya, la asociación mayoritaria de inspectores Adide, las dos asociaciones profesionales de directores de Primaria y Secundaria, y organizaciones culturales como Escola Valenciana y la confederación de Asociaciones de Vecinos.

"Ésta es un huelga de la sociedad valenciana, de los padres y de las madres, de los profesores descontentos con una política educativa que no puede seguir", ha rematado en rueda de prensa Gemma Piqué, presidenta de la Confederación de Padres y portavoz de la Plataforma, que ha contado con el respaldo de varios miembros de la ejecutiva de Ceapa. "Desde la confederación nacional de padres Ceapa responde a Camps y a Font de Mora que el único pacto por la educación posible es que las comunidades autónomas del PP cumplan con la Ley Orgánica de Educación (LOE)", según ha puntualizado Encarna Salvador.

Parón en Alicante

El amplio seguimiento de la jornada de huelga convocada por la Plataforma en Defensa de la Escuela Pública ha paralizado el sistema educativo también en Alicante. Los pocos estudiantes que esta mañana merodeaban por los institutos a penas sabían qué pasaba. "Los profesores nos han dicho que no hay clase, que fuéramos al patio o a la biblioteca", comentan Lidia y Lucía, que estudian segundo de ESO en el IES Jorge Juan donde un 90% de los alumnos han secundado la jornada de huelga, y a penas un 16% del profesorado. De los 81 docentes de este centro solo 13 no han acudido al trabajo. "Si lo llegamos a saber no venimos, nos dicen que como no hay alumnos no damos clase", admiten.

Otras dos alumnas de segundo de Bachillerato, Paola y Pamela confiesan "me han enviado mis padres que están hartos de tantas vacaciones, pero sólo había dos profesores, así que nos vamos", comentaba una de ellas. "La huelga que era para los profesores al final nos la encasquetan a los alumnos", agrega su amiga. Esta mañana en el IES Miguel Hernández un 30% del profesorado no acudió a clase, y entre el alumno la cifra se elevó al 85%. "Creemos que es por los barracones, pero no está muy claro", explican Lidia y Lucía sobre los motivos de la convocatoria de huelga.

En los cuatro colegios públicos de El Campello, localidad del área metropolitana de Alicante, el 80% del profesorado está en huelga y el 97% de los alumnos no fue a clase, según datos ofrecidos por los directores. En Elche en el IES La Foia el 77% del profesorado no acudirá hoy el centro y de sus 400 alumnos, solo han ido 40. En el colegio Vora Mar de Alicante el 75% del profesorado está el huelga y de los 466 alumnos han acudido 34 que están realizando actividades extra escolares en la biblioteca o en el patio. En el IES Cavaniles sólo 18 profesores están en huelga y 70 están en clase, sin embargo el 90% de los alumnos no han ido a clase. En el IES Mutxamel, otra localidad del área metropolitana de Alicante, de los 88 profesores 78 están en huelga y de los 800 alumnos se han presentado 19. Y por último, en el IES Las Norias de Monforte del Cid, cuyo director José Luis Santiago está expedientado por la Consejería de Educación por permitir exhibir una foto del consejo Font de Mora boca a bajo, el 70% de los docentes no han ido al centro y el 90% de los alumnos tampoco se han presentado.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS