Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez ordena que Numancia y Sporting permitan el acceso de las cámaras de AVS a sus estadios

Los tribunales obligan nuevamente a los clubes que han seguido las instrucciones del vicepresidente de la Liga de Fútbol a respetar los contratos en vigor

Los juzgados de Primera Instancia de Madrid números 16 y 77 han estimado la solicitud de medidas cautelares de Audiovisual Sport (AVS) contra C.D. Numancia, y R. Sporting de Gijón, ordenándoles el acceso de las cámaras de AVS a sus respectivos estadios para que pueda realizar la producción y explotación audiovisual de los partidos que estos dos equipos disputarán este domingo 12 de abril, a las 17.00 horas, contra RCD Espanyol y Valencia CF respectivamente, de acuerdo con los contratos suscritos entre los citados clubes y AVS, ha señalado la compañía en un comunicado.

Según AVS (compañía participada por PRISA, editora de EL PAÍS), Numancia y Sporting, siguiendo las instrucciones del vicepresidente de la Liga de Fútbol Profesional, Javier Tebas (quien compatibiliza el cargo con la representación de un conjunto de clubes -el denominado G-30- a través de su despacho de abogados), habían comunicado por escrito la resolución del contrato y su intención de impedir el acceso de las cámaras de AVS.

En el caso del Mallorca, el Juzgado número 3, también de Madrid, ha establecido que si el Club denegara finalmente su acceso, AVS, para reparar el daño, aplique la penalidad establecida en el contrato en vigor, de 2,2 millones de euros que ya fue hecha efectiva por AVS en una ocasión durante la pasada temporada 2007/08, indica la compañía.

En las dos ultimas semanas, "siguiendo las instrucciones de Tebas", según AVS, Alavés y Almería habían comunicado que no permitirían la entrada de las cámaras de esta compañía en sus estadios, decisión que tuvieron que rectificar por orden judicial, pues los Juzgados de Primera Instancia números 12 y número 2 de Madrid estimaron también la solicitud de medidas cautelares de AVS contra el Deportivo Alavés y UD Almería, para que permitiera el acceso de las cámaras de esta compañía a sus estadios con el fin de que pudiera explotar regularmente el partido que tenían que disputar contra Hércules de Alicante y Villarreal CF, respectivamente.