Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Neira: "Me reconozco en mi gesto y eso me da mucha fuerza"

Esperanza Aguirre y Bibiana Aído acompañan a la mujer del profesor en la presentación del libro sobre su marido

"Me reconozco en mi gesto y eso me da mucha fuerza", ha confesado Jesús Neira. El hombre que recibió una brutal paliza por intentar defender a una mujer que estaba siendo maltratada en Madrid en agosto del año pasado se recupera poco a poco de las graves secuelas en el nuevo hospital Puerta de Hierro de Madrid. La frase se la ha dicho a Javier Esteban, periodista y amigo que ha presentado hoy el libro Diario de Jesús Neira. El hombre que dijo basta en el Círculo de Bellas Artes de Madrid.

Unas sonrientes ministra de Igualdad, Bibiana Aído, y presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, llegaron al acto de presentación del libro flanqueando a Isabel Cepeda, la mujer de Neira. Ambas se han deshecho en halagos al resaltar la entereza y el valor de la familia del profesor de Universidad. Aguirre, que ha asegurado haberse leído el libro, ha comentado varios de los pasajes del diario que hace un recorrido por la historia del profesor, que ya fue agredido en 2005 por defender a otra mujer.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, contra quien la familia ha puesto una demanda por negligencia médica (Neira fue atendido en varias ocasiones y enviado de vuelta a casa hasta que entró en coma por un derrame cerebral), ha nombrado al profesor presidente de un observatorio regional de la violencia de género, cargo al que ha dicho se podrá incorporar en cuanto esté "sentimentalmente preparado".

La ministra de Igualdad también ha querido ofrecer "toda la implicación del Gobierno" para ayudar a Neira en caso de que las secuelas de la paliza no le permitan recuperarse completamente para trabajar. Aído ha llamado a continuar y multiplicar el "efecto Neira" para redoblar los esfuerzos contra la violencia de género con políticas activas dejando de lado la neutralidad. La ministra ha instado a que "toda la sociedad se mire en este espejo".

"Me vuelvo a ver sentada en la capilla del hospital llorando, creyéndome sola para girarme y ver allí a todos mis amigos; vuelvo a verme saltando de alegría cuando me dijeron que Jesús había movido una mano o un pie", ha contado emocionada Cepeda, que ha calificado la obra de "testimonio que recoge de forma fiel lo que hemos pasado, sin caer en el morbo".

La mujer de Neira ha agradecido a "la mayoría de los medios" el trato recibido, aunque ha admitido que ha habido actos "miserables": "Me consta que intentaron sobornar a personal del hospital para entrar con una pequeña cámara en la UCI, y yo les agradezco muchísimo, aunque no sé quienes son, su respeto en esa situación tan privada". Cepeda ha cerrado el acto con la lectura de una carta que su marido ha escrito desde el hospital, en la que el profesor escribe: "Los hechos tienen más poder de persuasión que las palabras, es hora de que la sociedad empiece a actuar".