Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa y EE UU aúnan esfuerzos para explorar Júpiter y Saturno

Ambos planetas recibirán la visita de naves científicas tras el acuerdo entre la NASA y la ESA

Júpiter y Saturno, los dos planetas gigantes del Sistema Solar, recibirán la visita de naves científicas con bandera conjunta estadounidense y europea, si culminan con acuerdos formales la intención declarada recientemente por ambas partes de aunar esfuerzos para estas misiones conjuntas. Los responsables de la NASA y de la Agencia Europea del Espacio (ESA) mantuvieron recientemente una reunión en Washington para discutir los planes respectivos de exploración planetaria y acordaron un escenario común. Primero arrancaría la misión a Júpiter y después la de Saturno. "Esta empresa común es un maravilloso nuevo reto de exploración y supondrá un hito en las ciencias planetarias del siglo XXI", ha declarado David Southwood, director científico de la agencia europea.

La misión a Júpiter podría partir de la Tierra en 2020 para llegar a su destino en 2026 y estudiar durante tres años el planeta gigante y sus cuatro satélites principales, con especial interés en Europa (que puede tener un océano) y Ganímedes, la mayor luna del Sistema Solar. La idea es que la NASA construya y ponga en órbita una nave automática inicialmente llamada Jupiter-Europa Orbiter, y que la ESA se encargue de otra, la Júpiter-Ganymede Orbiter, que actuarían coordinadamente. Este proyecto supone la fusión del que venía estudiando la NASA (Europa-Jupiter System Misión) y el de la ESA (Laplace), que contempla la posibilidad de enviar un módulo de descenso a la superficie de Europa.

El viaje a Saturno consistiría en un artefacto orbital desarrollado por la NASA y un módulo de la ESA para descender en su luna Titán junto con un globo para investigar la atmósfera allí. Esta compleja misión supone varios retos que exigen aún bastantes estudios y desarrollos tecnológicos complejos. El plan conjunto fusiona la idea estadounidense de hacer una misión a Titán y a Saturno con el proyecto Tandem europeo.

Misiones específicas

Tanto Júpiter como Saturno han recibido en su entorno las visitas de misiones específicas. En órbita del primero ha estado la sonda Galileo , de la NASA, varios años (1995-2003), estudiando el planeta y sobrevolando sus satélites. La nave incluso envió un pequeño módulo de descenso que se precipitó en la alta atmósfera joviana para tomar datos.

En torno a Saturno está actualmente en funcionamiento la nave Cassini, de la NASA. Llegó en 2004 y a los pocos meses soltó el módulo Huygens, de la ESA, que descendió hasta el suelo de Titán tomando datos y cumpliendo con éxito una de las hazañas más osadas de la historia de la exploración espacial.

Tanto la Galileo como la Cassini/Huigens han proporcionado a los científicos tanta nueva información que han suscitado entre los científicos la necesidad de volver a Júpiter y Saturno con nuevas sondas para conocer mejor esos dos planetas gigantes y su lugar en la historia del Sistema Solar.