_
_
_
_

El análisis de dos neandertales hallados en Asturias revela que tenían el grupo sanguíneo 0

El estudio de ADN nuclear de dos individuos con 43.000 años de antigüedad sugiere que la mutación, vinculada a la defensa de algunas enfermedades, no es exclusiva de los humanos modernos

Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) han conseguido identificar por primera vez el grupo sanguíneo de dos neandertales en el yacimiento asturiano de El Sidrón. Así, los análisis de ADN nuclear de dos ejemplares masculinos con 43.000 años de antigüedad han confirmado que estos pertenecían al grupo sanguíneo 0.

Esto demuestra que la mutación genética que define el grupo 0 era compartida por neandertales (homo neanderthalensis) y humanos modernos (homo sapiens), por lo que seguramente debió darse por vez primera en algún antepasado común.

La otra novedad del estudio, publicado por la revista BMC Evolutionary Biology, reside en que "este sería el primer gen recuperado en neandertales que puede estar asociado a la resistencia a enfermedades", en palabras de Antonio Rosas, paleobiólogo del CSIC y co autor del estudio.

Más resistentes a algunas enfermedades

La explicación se encuentra en que los individuos del grupo 0 carecen de antígenos en la membrana de sus glóbulos rojos. Esto podría implicar una mayor resistencia a algunas enfermedades ya que hay patógenos que usan esos antígenos para reconocer las células que van a infectar.

Carlos Lalueza, primer autor del artículo que saldrá publicado esta semana, señala que "el hecho de que algunos neandertales fueran del grupo 0 podría indicar que estaban adaptados a algún patógeno con el que habrían entrado en contacto durante su larga permanecia en Eurasia".

Un proyecto europeo

El Sidrón participa en el proyecto Genoma Neandertal que, dirigido por Svante Pääbo desde la Sociedad Max Plank de Alemania, pretende descifrar el genoma completo de esta especie que se separó del linaje de los humanos modernos hace al menos medio millón de años.

En una nota de prensa difundida por el CSIC se destaca "la fiabilidad de los análisis genéticos del yacimiento asturiano". El motivo se debe al protocolo quienes trabajan en esta excavación arqueológica para extraer y manipular los huesos fósiles de manera limpia, de manera que no queden contaminados por ADN moderno procedente de los propios excavadores e investigadores.

Los investigadores del CSIC Antonio Rosas (izquierda) y Carles Lalueza (derecha) han descubierto que la mutación genética que determina el grupo sanguíneo 0 no es exclusiva de los humanos modernos.
Los investigadores del CSIC Antonio Rosas (izquierda) y Carles Lalueza (derecha) han descubierto que la mutación genética que determina el grupo sanguíneo 0 no es exclusiva de los humanos modernos.CSIC

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_