Una nueva mano biónica imita a la humana en aspecto, rapidez y movimientos

'MichelAngelo' se ha presentado en Madrid en el Congreso de la Ortoprotésica y Ayudas a la Discapacidad y del Cuidado, Terapia y Asistencia a las Personas Mayores

"Ahora tengo una apariencia más natural cuando dejo la palma de la mano abierta y puedo cambiar el patrón de agarre, la presión con la que sostengo los objetos, sin tener que utilizar la otra mano", ha asegurado Axel Eichinger, un joven de 28 años que nació sin la mano derecha por un defecto congénito y que ahora, gracias a la mano biónica MichelAngelo, disfruta de una vida diaria más fácil, de una relación más fluida con los demás y de mejor autoestima. "He ganado autoconfianza", ha asegurado el joven.

Axel Eichinger ha tardado unas cuatro semanas en aprender a manejarse con este prototipo de la nueva generación de manos protésicas, que se ha presentado esta mañana en el Congreso de la Ortoprotésica y Ayudas a la Discapacidad y del Cuidado, Terapia y Asistencia a las Personas Mayores, que se celebra hasta el 29 de noviembre en Madrid.

Más información

Gracias a las últimas tecnologías, la empresa Otto Bock ha conseguido imitar en aspecto, amplitud de movimientos y rapidez a las manos humanas reales. De este modo, la mano biónica permite al paciente la posibilidad de elegir la presión con la que sujeta los objetos, desde un cepillo de dientes hasta una manzana o un papel, y de "relajar la mano" de una forma natural. La mano cuenta con un esqueleto de acero y aluminio que sustituye a huesos y articulaciones y de un relleno blando en el lugar de los músculos y tendones de una mano real, además de una funda que imita a la piel.

MichelAngelo se pondrá a la venta en España a mediados de 2009 y estará disponible en todo el mundo para primavera de 2010, según ha explicado la directora general de Otto Bock Ibérica, Pilar Moro.

Imagen de la prótesis 'MichelAngelo'.
Imagen de la prótesis 'MichelAngelo'.ELPAÍS.com
La empresa Otto Bock ha presentado en Madrid la mano biónica <i>Michelangelo</i>, un prototipo de la nueva generación de manos protésicas que imitan en aspecto, amplitud de movimientos y rapidez a las manos humanas reales. El encargado de mostrar la versatilidad de este invento ha sido Axel Eichinger, de 28 años y que nació sin la mano derecha.AGENCIA ATLASundefined

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción