Desmantelada una red que ofrecía títulos universitarios falsos por 18.000 euros

Detenidas 27 personas, entre ellas los responsables de dos academias que vendían esas titulaciones.- Algunos de los arrestados ejercían como médicos en clínicas privadas y residencias de ancianos

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han intervenido dos academias, una en Alicante y otra en Málaga, desde las que se ofrecían por 18.000 euros títulos universitarios falsos supuestamente emitidos por universidades peruanas, ha informado hoy la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil. 27 personas han sido detenidas acusadas de falsedad documental e intrusión profesional, ya que algunos de los arrestados ejercían como médicos en clínicas privadas o residencias de ancianos. Dos de los detenidos son los responsables de las academias intervenidas.

La mayoría de los arrestados habían obtenido ilegalmente títulos universitarios de médico cirujano, psicólogo, médico en terapia física y rehabilitación, químico farmacéutico, ingeniero forestal o historiador. La mayor parte de los títulos expedidos eran licenciaturas de médico cirujano y un gran número de detenidos, amparados en esas falsas titulaciones, ejercían en clínicas privadas expidiendo altas y bajas médicas, y recetando fármacos.

Otros imputados trabajaban en residencias de la tercera edad, como ha ocurrido en Cáceres, donde una imprudencia profesional casi les cuesta la vida a dos ancianos por el suministro de unos fármacos. En otros casos, los detenidos habían abierto centros de estética donde fabricaban cremas para la reducción de grasa corporal y tratamientos contra las arrugas, aplicaban inyecciones de silicona, botox o vitaminas, o tratamientos de radiofrecuencia y dermoabrasión.

El segundo mayor porcentaje de títulos falsificados lo tenían los técnicos médicos en Terapia Física y Rehabilitación que, con la homologación, podían ejercer como fisioterapeutas. La gran mayoría de estos últimos trabajaban como fisioterapeutas en clínicas de rehabilitación o en equipos de balonmano o voleibol. La falsificación de títulos en Derecho era menor, aunque los que han sido detenidos estaban colegiados y ejercían como tales en despachos de abogados.

La operación, denominada Estudiante, se inició en San Sebastián, donde se produjeron las primeras tres detenciones de supuestos fisioterapeutas que declararon haber obtenido dichos títulos previo pago de unos 18.000 euros.

La investigación continuó en 18 localidades españolas y hasta el momento han sido detenidas 27 personas y otras 12 han sido imputadas, aunque no se descartan próximos arrestos en Lima (Perú) de los responsables de emitir y enviar dichos títulos a España.

Además, se han realizado 5 registros: 2 en Alicante, otros 2 en Málaga y el último en Fuengirola, también en la provincia de Málaga.

Una "universidad virtual" inexistente

Tras las primeras detenciones de San Sebastián se pudo identificar al propietario de la academia que ofertaba las falsas titulaciones en una localidad alicantina, Eduardo P.M., que poseía además una clínica en la que ejercía como licenciado en Medicina y Cirugía mientras su mujer regentaba una parafarmacia contigua como diplomada.

Los datos bancarios de la academia reflejaban numerosas transferencias en concepto de "convalidación de títulos", por lo que la policía remitió el listado con los ordenantes de estos ingresos al Ministerio de Educación y Ciencia, y se comprobó que muchos de estos individuos habían logrado homologar sus títulos, que resultaron ser falsos.

Eduardo P.M. contaba con otro socio, José L.M., que residía en Málaga y poseía otra academia desde la que se ofrecían también estas falsificaciones. Ambos tenían contactos con distintas personas de las universidades de Perú, país al que se desplazaban periódicamente.

Los dueños de estas academias habían creado paralelamente lo que denominaron "universidad virtual" para intentar justificar así que realizaban los correspondientes estudios.

El propietario de la clínica que se define como "de tratamientos naturales" es una de las personas que ofrecía los títulos falsos. Él mismo ejercía como licenciado en Medicina sin serlo. Su mujer, en el local de al lado, es una supuesta diplomada en Farmacia. De su universidad virtual han salido también otra gran cantidad de títulos falsificados a un precio de 18.000 euros. Médicos, fisioterapeutas, psicólogos o farmacéuticos, que en algunas ocasiones han puesto en riesgo la salud de sus pacientes. Las titulaciones provenían de universidades peruanas. La policía busca ahora a los responsables de emitir y enviar estos diplomas a España. Los 27 detenidos están en libertad con cargos.AGENCIA ATLAS

Lo más visto en...

Top 50