Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Logra atracar en el puerto de Valencia el barco abortista

Sindicatos y colectivos de mujeres dan la bienvenida a la embarcación en el recinto portuario

El barco abortista de la ONG holandesa Women on Waves (Mujeres sobre las Olas) ha logrado atracar este jueves en la dársena interior del puerto de Valencia pese al forcejeo mantenido con dos lanchas remolcadoras de la Marina que han tratado de separar la embarcación del muelle, informa Cristina Vázquez. Según el Cuerpo Nacional de Policía, el barco, un velero de nombre Menina, únicamente tenía permiso para circular por la dársena pero no para atracar. Durante el forcejeo se han vivido momentos de gran tensión entre los operarios y las entre 400 y 500 personas que se han congregado en el lugar para dar la bienvenida al barco.

Uno de los momentos más aplaudidos por los reunidos en tierra se ha producido cuando una remolcadora ha logrado separar el barco del atraque, pero la presidenta de Woman on Waves, la doctora holandesa Rebecca Gomperts, se ha subido a la remolcadora y ha cortado la cuerda que unía ambas embarcaciones, con lo que el velero de la ONG, de 15 metros de eslora, ha podido atracar.

El barco, que tiene su base en Holanda y hasta ahora ha visitado Polonia, Irlanda y Portugal, llevará a cabo abortos farmacológicos (mediante pastillas) en dos salidas a aguas internacionales mañana y el próximo lunes.

Se trata de la primera campaña en España de la ONG holandesa, con la que busca reivindicar el aborto como un derecho de la mujer y pedir la reforma de la legislación española sobre este tema que considera obsoleta dentro del ámbito europeo.

El acto festivo organizado por más de 30 organizaciones - entre sindicatos, partidos políticos, colectivos proabortistas, feministas y de lesbianas- para dar la bienvenida al barco en el puerto de Valencia ha quedado descafeinado después de que esta mañana la policía local impidiera la entrada en el recinto portuario de los camiones con el material necesario para el montaje del acto. Según la policía, la convocatoria no disponía del preceptivo permiso del Consorcio Valencia 2007, responsable de los terrenos escenario de la fiesta. El Consorcio, a su vez, alegaba no tener "conocimiento de ninguna petición formal ni constancia de ninguna autorización por parte de la delegación del Gobierno ni de la Generalitat Valenciana". A su vez, el delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Ricardo Peralta, señalaba que la delegación no es la que debe autorizar una actividad de carácter festivo, sino la "consejería correspondiente".

A ofrecer ayuda

Por contra, el secretario de Jóvenes Provida, Juan Rovira, ha cifrado en un centenar los representantes de este colectivo que se aproximaron al puerto al que ha afirmado que no se han desplazado para "buscar un enfrentamiento", sino a "ofrecer ayuda" a las mujeres que "no quieran abortar". Así, ha mostrado su voluntad de ofrecerles "ayuda tanto psicológica como económica" y de "acercar posturas porque defendemos la vida" y están "en contra de la violencia".