Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 35% de los nuevos infectados por VIH en España son inmigrantes

Cada año se transmite a más de 2.000 personas.- Al 50% de ellas, por relaciones heterosexuales

España registra cada año alrededor de 2.000 a 2.500 nuevos casos de personas infectadas por el VIH, de los que el 35% fueron inmigrantes en 2007, cifra muy superior al 5% que se registró en el año 2002. Estos datos han sido facilitados por el presidente de la Sociedad Española Interdisciplinaria del Sida (Seisida), Daniel Zulaika, quien ha dicho que este incremento en el número de afectados entre el colectivo inmigrante ha sido una de las razones por las que se ha elegido como lema del XI Congreso Nacional sobre el Sida Inmigración y vulnerabilidad al VIH.

Este congreso ha comenzado hoy en Córdoba y se desarrollará hasta el próximo viernes, y en él participan casi un millar de expertos de diferentes disciplinas que trabajan con personas infectadas por el VIH, desde personal médico, enfermeras, personal de organizaiones no gubernamentales, de instituciones públicas e incluso enfermos.

Zulaika ha señalado que de los nuevos casos que se dan en España cada año, el 50% tienen su origen en relaciones heterosexuales, el 25% en relaciones homosexuales y el 12% por intercambio de jeringuillas. En este sentido, el presidente de Seisida, organizadora el congreso, ha especificado que no hay diferencia entre inmigrantes y población nacional en cuanto a vías de transmisión de la enfermedad, y que el incremento en el número de casos es paralelo al aumento de población procedente de otros países.

Vulnerables

Zulaika ha señalado que los inmigrantes son un colectivo "vulnerable" ante la enfermedad ya que, por lo general, sus medios económicos son escasos y proceden de culturas muy diferentes a la española, lo que hace que se presenten escollos a la hora de que puedan recibir atención sanitaria. Uno de ellos es su procedencia heterogénea, además del idioma y, sobre todo, su "diferente cultura sexual", que es un hándicap a la hora de trabajar en la prevención porque en muchas ocasiones se desconoce lo que se hace en los países de origen en este aspecto.

El presidente de Seisida ha apuntado a la "marginación" como uno de los obstáculos que impiden a los inmigrantes acercarse al sistema sanitario en España, ya que tienen "miedos que no están justificados" en muchas ocasiones. En su opinión, hay que hacer frente a desafíos como la adaptación en el tratamiento dentro del sistema sanitario, sobre todo en materia de enfermedades de transmisión sexual, la prevención y el apoyo institucional a organizaciones y entidades que trabajan con inmigrantes.

Además, Zulaika ha apostado por crear "un ambiente general" en el país para acabar con la marginación del colectivo a través de campañas o un acercamiento en su propio idioma, y ha asegurado que es una realidad que existe y que por eso se ha dedicado a ellos esta edición del congreso, ya que "había que coger el toro por los cuernos".