La víctima del fármaco mal etiquetado murió de un fallo hepático, uno de los efectos de su ingesta

Ocho de los afectados han sido ingresados en Barcelona y Terrassa

Una de las trece personas que consumió un fármaco que por error se había etiquetado como sulfato magnesio anhidro, pero que contenía sulfato de manganeso, ha fallecido, según ha confirmado hoy el Departamento de Salud de la Generalitat, a causa de un cuadro de shock relacionado con un fallo hepático. Éste, según fuentes de Salud, cuadra con los efectos que puede provocar la ingestión de este producto.

Todavía no se ha confirmado si su ingestión fue lo que hizo que falleciera, por lo que habrá que esperar a conocer los resultados de la autopsia.

La ingestión de sulfato de manganeso por vía oral, en dosis elevadas y de manera puntual, puede dar lugar a irritación de las mucosas de la boca, faringe, esófago y tracto intestinal, a la vez que puede provocar náuseas, vómitos, dolores de estómago y transtornos gastrointestinales, que en algunos casos pueden llegar a ser graves, según Salud.

Respecto a los otras doce personas que han tomado este producto, desde Salud se ha informado de que ocho personas afectadas han sido ingresadas, siete en el hospital Mutua de Terrassa, y otra en la Clínica Teknon de Barcelona, aunque solo una de ellas permanece en observación en el hospital de Terrassa (Barcelona).

El Departamento de Salud ha confirmado además que todos los afectados asistían a una sesión sobre depuración hepática en un centro de yoga de Terrassa.

Las autoridades sanitarias alertaron ayer de que por error se han comercializado en farmacias de las comarcas del Barcelonès y del Vallès Occidental unos 90 envases con la etiqueta de sulfato de magnesio anhidro, utilizado como laxante, pero que contienen sulfato de manganeso.

El Departamento de Salud ha procedido a inmovilizar los envases del producto en origen, y las autoridades sanitarias han pedido a los ciudadanos que en las últimas semanas hayan podido adquirir un preparado de estas características que dejen de utilizarlos y conserven el envase.

También se les pide que se pongan en contacto con el teléfono de Sanitat Respon (902111444), y si ya lo han tomado, que visiten a su médico.

Lo más visto en...

Top 50