Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los estudiantes británicos tendrán que jurar lealtad a la Reina para obtener el graduado

El Gobierno presenta una propuesta para fomentar la ciudadanía británica. -La iniciativa ha recibido numerosas críticas en Escocia, Gales e Irlanda del Norte

Jurar lealtad a la Reina y al país para obtener el título de graduado en secundaria. Esa es la propuesta que ha hecho el gobierno británico para aumentar el sentimiento de ciudadanía. La medida ha desatado numerosas críticas en Escocia, Gales e Irlanda del Norte. Precisamente los políticos nacionalistas de Gales y Escocia se han comprometido a usar sus poderes para bloquear el plan. Y desde Irlanda del Norte un político ha asegurado, al diario británico The Times, que con la decisión de jurar fidelidad a la Reina y al Reino Unido puede ser "divisivo y peligroso".

La propuesta es una de las ideas claves de Gordon Brown sobre la ciudadanía británica . Para algunos esta iniciativa del primer ministro, Gordon Brown, es un modo de mejorar sus credenciales en la Inglaterra central.

Alex Salmond, el primer ministro de Escocia, es quien lidera los ataques a la propuesta del Gobierno. Esa propuesta tiene su base en un documento de gran alcancé que impulsó Lord Goldsmith, el antiguo Fiscal General.

Salmond ha calificado la propuesta como una idea propia de los Monty Python, y ha añadido que algunas de las sugerencias de este documento parece una medida política desesperada más que una propuesta pensada para un plan de ciudadanía. Y desde el Parlamento escocés se recuerda que lo que ocurra en las escuelas de Escocia es competencia suya.

La propuesta de Lord Goldsmiths planteaba aumentar el orgullo británico, incluso recomienda crear un Nuevo dia nacional o votar los derechos de los ciudadanos de la Commonwealth y la República de Irlanada. También premiar a los que sean buenos ciudadanos, con descuentos en sus impuestos y préstamos para los estudios.

El portavoz del Brown ha asegurado, según el Diario británico, que "el Primer Ministro da la bienvenida a la crítica de Lord Goldsmith. Tiene propuestas interesantes y no hay duda de que habrá debate sobre ellas".