La Tierra se queda pequeña: llega la publicidad para extraterrestres

Una marca de aperitivos emitirá un anuncio dirigido a posibles consumidores de un sistema solar que lo recibirán en 2050

El próximo 12 de junio marcará un hito en la historia de la publicidad, cuando se lance al espacio el primer anuncio dirigido a posibles consumidores de aperitivos de maíz en un sistema solar que está a 42 años luz de distancia y que lo recibirá en 2050.

Una popular marca de aperitivos hechos con harina de maíz, aceite y saborizantes artificiales, se ha asociado con científicos espaciales de la Universidad de Leicester (Inglaterra) para transmitir un anuncio a través del Radar de Ultra Fecuencia de 500 megahertzios hacia la estrella Osa Mayor 47 (47UMA). El anuncio, según ha informado la universidad inglesa, se emitirá con una potencia de 10.000 vatios desde el Centro Espacial de Svalbard, en el Ártico, situado entre Noruega y el Polo Norte.

Sin tener en cuenta el tiempo que tarden los supuestos extraterrestres en descifrar el sistema binario en el que se va emitir el anuncio, la respuesta, quizá una orden de compra de los aperitivos en cuestión, no podría llegar a la tierra antes de 2092.

En un comunicado de la Universidad, el profesor Darren Wright, del departamento de Física y Astronomía, admite que "la idea de transmitir un anuncio al espacio puede ser motivo de controversia, pero no deja de tener interés científico". "Puede ser - según el investigador - una prueba para futuras comunicaciones de largo alcance y nos da la oportunidad de decir al universo que estamos aquí", refiriéndose, aparentemente, a los seres humanos, no a los fritos de maíz.

El profesor británico no oculta las razones más prosaicas para esta relación entre la astrofísica y los aperitivos en bolsa: "los proyectos parecidos a éste, por supuesto que están amenazados de muerte, después del profundo recorte de fondos que recientemente anunció el Consejo de Instalaciones de Ciencia y Tecnología".

El primer mensaje, en 1977

No es la primera vez que se lanza un mensaje al espacio interestelar. La nave Voyager I, lanzada en 1977, lleva adosado un disco de cobre con mensajes de saludo desde la Tierra grabados en varios idiomas y más de un centenar de fotografías. El mensaje de la Voyager viaja más lento que el de los aperitivos; todavía está saliendo del sistema solar y tardará decenas de miles de años en alcanzar las proximidades de otra estrella, la más cercana, Alfa Centauro, a 4,2 años luz de nosotros.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50