Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Más de 5.000 personas se concentran en Madrid y Barcelona en defensa del aborto

La ex ministra de Cultura Carmen Calvo afirma que el PSOE "debe dar una respuesta, que mucha gente creemos que es una ley de plazos"

Unas 5.000 personas se concentraron anoche en la Puerta del Sol de Madrid convocadas por cerca de cincuenta asociaciones feministas apoyadas por sindicatos, partidos y organizaciones vecinales, para exigir al Gobierno "un compromiso claro y decidido" para modificar la actual Ley del Aborto y contra la "violenta campaña" contra el aborto "orquestada por sectores ultra conservadores y financiada por la Comunidad de Madrid". En Barcelona, han sido alrededor de medio millar las personas, entre ellas representantes de ICV-IU, ERC y CC OO, que han acudido a la concentración en la Plaza de Sant Jaume.

"Por el aborto libre y en la Sanidad Pública. Nosotras decidimos" o "Fuera el aborto del Código Penal" han sido algunos de los lemas exhibidos en las pancartas de los manifestantes, que han reivindicado el derecho de las mujeres a decidir sobre la interrupción del embarazo. La jerarquía eclesiástica ha sido otro de los objetivos preferentes de los manifestantes; así, una pancarta exhibida en Barcelona rezaba: "Sacad vuestros rosarios de nuestros ovarios".

Las organizaciones convocantes de Madrid han leído un texto titulado Manifiesto por el Derecho de las Mujeres a Decidir, en el que subrayan su "total apoyo y solidaridad con las mujeres que han tenido que declarar" por supuestos abortos ilegales y con la "situación de indefensión y temor que han vivido". En este sentido, han cifrado en más de 2.000 las mujeres que se han autoinculpado por abortar fuera de plazo en solidaridad con las mujeres interrogadas al respecto.

Ley de plazos

Maribel Montaña, coordinadora de Igualdad del Partido Socialista, se ha mostrado a favor de una ley de plazos, y explicó la no inclusión de una ley de plazos en el programa electoral porque su partido no está a favor del aborto, sino de la libertad para abortar, ya que, afirma, "para ninguna mujer es agradble abortar". En cambio, proponen potenciar la educación sexual y reproductiva y promover el uso de anticonceptivos. Montaña afirma que habría que modificar la ley actual, ya que "una ley de plazos nos igualaría con otras legislaciones europeas". Calificó también de "hipócrita" la campaña llevada a cabo por organizaciones como la Conferencia Espicopal, ProVida y la Comunidad de Madrid y les acusó de haber permanecido callados durante los ocho años de gobierno del PP, cuando, bajo la misma ley ahora vigente, se practicaron 450.000 abortos.

La ex ministra de Cultura y vicepresidenta del Congreso, Carmen Calvo, es una de las personalidades que asiste a la concentración de Madrid, ya que a su juicio "hay que defender la libertad de la mujer a decidir lo que quiere hacer con su propio cuerpo". "Hay quien quiere imponernos su moral y actuar en contra de la libertad de la mujer", ha alertado Calvo, al tiempo que manifestaba su sorpresa por tener que salir a la calle a defender un derecho que ya se consideraba adquirido.

Sobre la posibilidad de adoptar una ley de plazos que sustituya a los supuestos que actualmente permiten abortar, la anterior titular de Cultura ha señalado que "mucha gente dentro del PSOE" aboga por esta solución. Preguntada por si se podría proponer en la próxima legislatura, en caso de ganar las elecciones del 9 de marzo, Calvo ha contestado: "Yo creo que si, vamos a examinarnos delante de los ciudadanos y mi partido tiene que responder como ha hecho con otros derechos sociales, como el matrimonio hmosexual. Muchos creemos dentro del PSOE que la respuesta es una ley de plazos".

Defensa de las clínicas abortistas

Las manifestaciones quieren además mostrar el rechazo de estas organizaciones ante "las agresiones tanto físicas como verbales" que han soportado los profesionales de las clínicas de interrupción voluntaria del embarazo. Dichas agresiones responden, dicen, "a una violenta campaña orquestada por sectores ultra conservadores" apoyados "por el Gobierno de la Comunidad de Madrid, que los financia con dinero público y alienta sus actuaciones".

En el manifiesto también exigen al Gobierno y a los partidos políticos "un compromiso claro y decidido para modificar la actual despenalización parcial del aborto, de modo que deje de estar considerado como delito en el Código Penal, acabando con la inseguridad jurídica que la ley actual ha generado". Y que las interrupciones se puedan realizar de forma normalizada en la red sanitaria pública.

Entre los asistentes se encuentra el actor Guillermo Toledo. El actor considera el aborto un derecho inherente a la mujer y considera la ley actual una de las más avanzadas del mundo, "pero se presta a interpretaciones de la Iglesia, de jueces conservadores y de organizaciones de ultraderecha como el PP".

Clínicas y representantes de Sanidad en Madrid se reúnen para "normalizar" las relaciones

Los representantes de la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del embarazo (ACAI) se han reunido esta mañana con la Dirección General de Calidad de la Comunidad de Madrid para abordar lo que las clínicas consideran unos controles "abusivos" a este tipo de centros. Según uno de los representantes de ACAI y portavoz de la clínica El Bosque, Sergio Muñoz, los responsables de la Comunidad de Madrid atribuyen el aumento de inspecciones practicadas a centros que realizan abortos de la región en el último trimestre al incremento de denuncias que le llegan por correo electrónico. Las clínicas, por su parte, denuncian que el número de controles anuales a los centros que realizan abortos ha pasado de uno o dos al año, a cuatro o cinco, por lo que piden una racionalización de las inspecciones.ACAI acusa a la Comunidad de Madrid de protagonizar una "persecución objetiva" contra sus clínicas desde febrero de 2007, cuando se presentó en los juzgados una denuncia de presunta mala gestión de los residuos biosanitarios por parte de los centros abortistas madrileños. Con todo, Muñoz ha calificado el encuentro de "cordial" y ha explicado que la directora de Calidad, Patricia Flores, ha apostado por normalizar la situación con las clínicas "y que se calmen las aguas"."Nosotros sólo queremos que se racionalicen las inspecciones y que se realicen conjuntamente los dos tipos que existen, es decir, las relacionadas con los servicios de acreditación de residuos y los de salud pública. No es normal que en los últimos meses se hayan practicado hasta seis inspecciones en algunas clínicas", ha subrayado el portavoz de ACAI.Por otra parte, siempre según Muñoz, Flores se ha comprometido también a "normalizar" las relaciones entre el sistema público de salud y las clínicas privadas que practican abortos, ya que hasta ahora no existen "presupuestos específicos" para costear las interrupciones de los embarazos realizadas en clínicas privadas a pacientes derivados de la sanidad pública. Este asunto, así como el tratamiento de los residuos en los centros médicos, se abordará en una reunión posterior. En este sentido, Muñoz ha comentado que la directora de Calidad trasladará sus peticiones al consejero de Sanidad y Consumo del Ejecutivo regional, Juan José Güemes.

Más información