Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El polo sur se derrite

La Antártida ha perdido miles de millones de toneladas de hielo en una década

La Antártida ha perdido miles de millones de toneladas de hielo en la última década, lo que contribuye a la elevación del nivel del mar en todo el mundo, según ha señalado este lunes un equipo de investigadores del clima.

El hielo se ha fundido en dos zonas concretas del continente austral, según Eric Rignot y un grupo de colegas científicos, en un artículo publicado en la revista Nature Geoscience.

Mediante satélites que han supervisado la mayor parte de la línea costera, los científicos estiman que la Antártida Occidental ha perdido 132.000 millones de toneladas de hielo en 2006, respecto a los cerca de 83.000 millones de toneladas que se perdieron en 1996. La península antártica, que se prolonga hacia Latinoamérica, ha perdido cerca de 60.000 millones de toneladas en 2006.

Agua potable para todo Reino Unido

Para poner la cifra en perspectiva, 4.000 millones de hielo serían suficientes para suministrar agua potable a los más de 60 millones de habitantes de Reino Unido durante un año, según señala otro de los autores del artíoculo, Jonathan Bamber, de la Universidad de Bristol.

Esta pérdida de hielo no procede de los llamados mantos helados que cubren el agua alrededor del continente. Este derretimiento ha ocurrido en los glaciares que cubren la mayoría de la masa terrestre del continente, y cuando sucede tal cosa contribuye a elevar el nivel del mar de una manera diferente a la del hielo marino.

"Una consecuencia inmediata (del derretimiento del hielo antártico) es la elevación del nivel del mar", ha señalado Rignot, del Jet Propulsion Laboratory, en una entrevista por e-mail. La contribución de la Antártida a la elevación global del nivel del mar fue de cerca de 0,5 milímetros en 2006, respecto a los cerca de 0,3 milímetros de 1996.

El pronóstico de la ONU

Rignot ha señalado que el Comité Intergubernamental de la ONU sobre el cambio climático sostiene que la Antártida no contribuiría de ningún modo a la elevación del nivel del mar, y de hecho predice un crecimiento del gran manto de hielo que cubre la mayoría del continente procedente del aumento de precipitaciones.

Esta predicción estaría basada en una mayor evaporación de los océanos debido al calentamiento del planeta, pero tal situación no se ha producido en la Antártida hasta la fecha, según Rignot.

"En algunas regiones el manto de hielo está cerca de fuentes de agua templada. (...) Las zonas de la Antártida que vemos que están cambiando ahora mismo son las que están más cerca de estas fuentes de calor", ha añadido.

Estos hallazgos coinciden con los que está sucediendo en el manto helado de Groenlandia, que se derritió a un ritmo récord el año pasado, y con los estudios sobre el Océano Ártico, que se redujo a su nivel más bajo en 2007.