Reportaje:

La Luna debe esperar

Un concurso para módulos lunares creados por empresas privadas continúa desierto tras el fracaso, ayer, del único aspirante

Nadie se hará, por el momento, con el millón largo de euros del Desafío para módulos de alunizaje Northrop Grumman, encuadrado en la Copa X-Prize, la competición de vehículos espaciales privados más famosa del mundo que celebró su encuentro anual ayer en la base Holloman de la Fuerza Aérea de Estados Unidos en Nuevo México.

El concurso para vehículos que puedan posarse en la superficie de la Luna sigue desierto después de que el único prototipo que parecía tener posibilidades, de Armadillo Aerospace, viera ayer (junto con más de 85.000 espectadores) cómo se volatilizaban entre llamas sus esperanzas debido a un fallo en los motores.

La competición está dividida en dos niveles. En el primero, el artefacto concursante debe despegar desde un área específica hasta los 50 metros de altitud, quedarse suspendido en el aire durante 90 segundos y luego aterrizar en una zona delimitada, a unos 100 metros del punto de despegue. Después, ese vuelo debe repetirse de nuevo en sentido inverso. Todo ello, además de la preparación necesaria para llevarlos a cabo, deben tener lugar en un plazo no superior a dos horas y media. Quien logre superar se hará con cerca de 300.000 euros de premio.

La segunda fase (nunca intentada) requiere que los prototipos planeen 180 minutos y aterricen sobre una superficie que simula a la lunar. Superar este nivel está premiado con cerca de un millón de euros.

"Casi lo consigue"

El prototipo de Aerospace, llamado Pixel no pasó del primer nivel. "Casi lo consiguen a la segunda", ha declarado Peter Diamandis, presidente de la fundación X-Prize, organizadora del evento. Durante dos días, Armadillo Aerospace intentó (hasta en cuatro ocasiones) completar los dos vuelos necesarios para ganar los cerca de 300.000 euros de la primera fase del concurso.

El intento del sábado por la mañana no pudo efectuarse por problemas en la ignición. Por la tarde, sin embargo, sí pudo efectuarse un vuelo pero durante el mismo la avería volvió a reproducirse y el aterrizaje fue abortado. Nuevos intentos el domingo acabaron con el motor en llamas. El equipo puso en marcha medidas de emergencia y nadie resultó herido.

Armadillo Aerospace es una compañía dirigida por John Carmack, quien hizo fortuna con los videojuegos Doom y Qauke, creados por él mismo.

El prototipo de módulo lunar 'Pixel', de Armadillo Aerospace
El prototipo de módulo lunar 'Pixel', de Armadillo AerospaceARMADILLO AEROSPACE

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50