Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

China prohíbe la entrada de Sopas Campbell tras la retirada de juguetes elaborados en su país

Pekín argumenta que las galletas estadounidenses tienen excesivos niveles de aluminio.- Ayer Mattel ordenó retirar más de 18 millones de sus juguetes fabricados en el país asiático

China ha ordenado hoy impedir la entrada de tres tipos de galletas de una subsidiaria de la empresa estadounidense Sopas Campbell, argumentando que tiene excesivos niveles de aluminio, mientras en el resto del mundo continúan retirándose del mercado juguetes de la marca Mattel fabricados en el país asiático.

La Administración Estatal de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena (AQSIQ) ha asegurado que ha encontrado niveles peligrosos de este metal en 3,6 toneladas de galletas producidas por la empresa indonesia PT.Arnott's, subsidiaria de Campbell.

Según AQSIQ, en el ojo del huracán en los últimos meses por escándalos que han afectado la credibilidad de los productos chinos, las galletas tienen niveles de aluminio de entre 280 y 320 partículas por millón, cuando lo permitido son 100.

Interceptadas antes de ser etiquetadas

Un responsable de AQSIQ, citado por la agencia de noticias "Xinhua", ha señalado que las galletas prohibidas en China fueron interceptadas antes de ser etiquetadas en mandarín y, por consiguiente, no llegaron a los mercados.

Según la nota oficial, el aluminio en altos niveles puede causar problemas gastrointestinales, anemia o incluso pérdida de memoria. China suele responder con este tipo de medidas a las dictadas contra sus empresas en otros países, como las que en los últimos días han sacudido la industria juguetera del país asiático.

Mattel, el mayor fabricante mundial de juguetes, anunció ayer la retirada del mercado de 19 millones de juguetes defectuosos fabricados en China, por contener exceso de plomo en sus pinturas. Hace apenas 10 días, una de sus filiales, Fisher Price, también ordenaba la retirada de más de un millón de juguetes, por la misma causa, y en julio hubo un incidente casi idéntico que involucró a otra socia china de una juguetera norteamericana (RC2).