Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez deja en libertad al segundo sospechoso por la muerte de la joven hallada en Tenerife

El cuerpo ha sido hallado este jueves a un kilómetro del lugar donde se la vio por última vez después de que el vecino detenido por el crimen confesara e indicara dónde estaba enterrada

Santa Cruz de Tenerife

La Guardia Civil ha confirmado que el detenido como presunto autor de la muerte de la menor Fernanda Fabiola Urzúa es un ciudadano colombiano de 28 años y ha señalado que la chica, de 15 años, pudo sufrir abusos sexuales, algo que determinará la autopsia. Los agentes encontraron el cadáver esta madrugada después de que el arrestado confesara y los llevara hasta el lugar donde estaba enterrado, una zona que ya había sido rastreada tres veces. Posteriormente, el juez ha puesto en libertad al segundo sospechoso, un hombre de nacionalidad rumano, que no llegó a estar detenido y que fue interrogado en el juzgado.

Sin embargo, algunas agencias de noticias afirman que este último sospechoso habría sido puesto en libertad con cargos y que la policía cree que no participó como coautor pero sí pudo encubrir datos del crimen.

El general jefe de la Zona de Canarias de la Guardia Civil, Miguel Martínez, junto con el delegado del Gobierno en Canarias, José Segura, y el teniente coronel de la Comandancia de Guardia Civil de Santa Cruz de Tenerife, Ricardo Arranz, ha hecho esta mañana el relato de los acontecimientos del caso de la desaparición de Fernanda Fabiola Urzúa, una chilena de 15 años que vivía con su familia en la isla y que desapareció la semana pasada cerca de su casa y cuyo cadáver ha sido hallado esta madrugada.

Martínez ha informado de que el cuerpo de la chica presenta "indicios de posibles abusos sexuales", aunque ha dejado la hipótesis en el aire a la espera de que la autopsia los confirme y determine las causas de la muerte. No obstante, y aunque se ha levantado el secreto de sumario, Martínez ha contado que el detenido, que reside en el barrio de El Fraile, cerca de la chica, está acusado de los delitos de detención ilegal, agresión sexual y asesinato.

Un todoterreno azul

Fue el detenido el que condujo a los agentes hasta el lugar donde se encontraba enterrado el cadáver de la chica, a apenas un kilómetro de su casa. "El cadáver fue encontrado en la zona de El Palmar, un lugar por donde habíamos pasado tres veces, pero, aunque hubiéramos pasado más, no lo hubiéramos encontrado porque estaba oculto, tapado con piedras y arena", ha dicho el mando de la Guardia Civil.

Martínez ha relatado que, gracias a la colaboración ciudadana, fundamental para resolver el caso, se supo que "existía un todoterreno de color azul y el pasado lunes dimos con el vehículo y empezamos a vigilar a su propietario". "Ayer comenzamos a registrar minuciosamente el vehículo. Estuvimos diez horas y sólo registramos la mitad porque encontramos objetos de la menor", ha explicado el general. Tras ello se procedió inmediatamente a la detención del propietario del coche quien, si bien en principio negó cualquier relación con el caso, acabó confesando y llevó a los agentes "al lugar donde se encontraba el cadáver de la chica".

El alto mando de la Guardia Civil ha relatado también que el detenido como presunto autor del asesinato y agresión sexual de la menor es un ciudadano colombiano de 28 años con antecedentes por delitos sexuales cometidos en Tenerife hace cinco años.

La Guardia Civil continúa las investigaciones a la espera del resultado de la autopsia de la joven fallecida, que puede aportar "nuevos vestigios y elementos claves" para esclarecer los hechos.

Una semana angustiosa

La joven Fernanda Fabiola fue vista por última vez hacia las 21.30 del 26 de julio, cuando se dirigía a su casa, en la urbanización Ten-Bel, tras visitar a unas amigas. Sólo se encontraron dos pistas en un camino de tierra, que fueron reconocidas por los padres de la desaparecida: una zapatilla de playa, encontrada en el primer día de rastreo y un cinturón, que fue hallado el viernes.

Casi un centenar de personas, entre Guardia Civil, Policía Local y vecinos buscaron a la joven de 15 años. Al rastreo se sumaron 97 militares del regimiento de infantería ligero Tenerife 49, dos helicópteros de la Guardia Civil, el grupo rural de seguridad, patrullas de Playa de las Américas, agentes del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) y dos unidades caninas, una de ellas desplazada desde Gran Canaria.