Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bush vuelve a vetar un proyecto de ley que facilitaría la investigación con células madre

El Congreso aprobó el pasado 7 de junio el texto

El presidente de EE UU, George W. Bush, ha vetado hoy un proyecto de ley que facilitaría la investigación con células madre en Estados Unidos y que fue aprobado el pasado 7 de junio por el Congreso. El presidente estadounidense ha afirmado que no se opone a esa práctica pero sí a obtener el material de estudio mediante la "destrucción de vidas humanas".

Esta es la segunda ocasión en que el gobernante veta un proyecto de ley sobre la investigación con células madre, después de que el año pasado ya bloqueara otro similar. El portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, ha dicho que el veto presidencial no supone un intento de "amordazar la ciencia" y que en todo caso es para "respetar la conciencia de muchos" sobre el tema. "El presidente no cree que sea apropiado poner fin a la vida humana por razones de investigación. Es una línea que no cruzará", ha dicho Snow.

En una declaración leída en la Casa Blanca, Bush se ha mostrado a favor de la investigación con células madre adultas y no de las obtenidas de embriones. En esa línea, ha anunciado que hoy ha firmado una orden ejecutiva por la que se potenciará la investigación de células pluripotentes -con capacidad de convertirse en cualquier órgano y con la identidad genética de los donantes-, que no implican "la destrucción de vidas humanas" y no "cruzan ninguna frontera moral".

En una primera reacción, la senadora demócrata Hillary Clinton ha dicho en Nueva York que el veto de Bush es "un ejemplo más de cómo el presidente antepone la ideología a la ciencia y la política a las necesidades de nuestras familias". "Es además una prueba de cuán lejos de la realidad están tanto Bush como su partido", ha dicho Clinton.

Por 247 votos a favor y 176 en contra, el pasado 7 de junio la Cámara de Representantes, de mayoría demócrata, desafió a Bush y dio su apoyo final a una medida que en opinión de la presidenta de la Cámara, la demócrata Nancy Pelosi, supone una "oportunidad de salvar vidas, buscar curas y ofrecer esperanza a aquellos que sufren".

En 2001, Bush restringió la ayuda del gobierno federal a la investigación de las células madre a las cepas disponibles entonces. El año pasado Bush ya vetó otra versión del proyecto de ley, que procuraba ampliar el respaldo del gobierno federal a la investigación con esas células, que tienen la posibilidad de desarrollarse como componentes de diferentes tejidos.

Tras la nueva aprobación de la iniciativa, el presidente Bush se declaró "decepcionado" por el hecho de que el Congreso hubiera "reciclado" un "viejo" proyecto de ley que "simplemente anularía nuestra política equilibrada sobre investigación con células madre".

Los 247 votos a favor y 176 en contra con que se aprobó la medida a comienzos de mes refleja el hecho de que el proyecto no cuenta con el respaldo de los dos tercios de los legisladores necesario para superar el veto presidencial. De ellos, un total de 210 demócratas y 37 republicanos apoyaron la medida, mientras que 16 demócratas y 160 republicanos se opusieron al proyecto.