Los protestantes logran su casilla

El Gobierno extenderá el 0,7% del IRPF que disfruta la Iglesia a los evangélicos

En breve, el contribuyente encontrará una nueva casilla en el apartado que le daba a elegir entre Iglesia y otros fines sociales: los evangélicos y protestantes. Según ha anunciado el Gobierno, serán los primeros, tras los católicos, en contar con una casilla propia en el impreso de la declaración del IRPF, para que los que lo deseen pueden destinar el 0,7% de sus impuestos financiar estos credos. La cuestión es cómo recibirán la noticia, una vieja reivindicación de los protestantes, otras confesiones minoritarias como el judaísmo y el islam. Y la propia Iglesia, que dejará de ser la única religión financiada por el estado vía Hacienda.

Las negociaciones de la FEREDE (Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España) -la primera que lo ha solicitado-, con Justicia y su Dirección General de Asuntos Religiosos para buscar la fórmula de esta financiación se iniciaron ayer por la tarde, según confirmó Mercedes Rico, titular de esta Dirección. Rico hizo estas declaraciones durante una rueda de prensa, que presidió el ministro de Justicia, Mariano Bermejo, para presentar la Memoria 2006 de la Fundación Pluralismo y Convivencia, que desde octubre de 2004, y por acuerdo del Consejo de Ministros, ayuda en proyectos concretos a las confesiones minoritarias que tienen acuerdos con el Estado.

Según precisó Rico, el sistema de financiación vía asignación tributaria "será igual" al de la Iglesia católica, es decir, a través de "una casilla para FEREDE" en la Declaración de la Renta. Asimismo, aseguró que esta medida podrá ponerse en marcha "a partir del año que viene" dependiendo "de cómo vayan las negociaciones" con la confesión religiosa. En esta línea, también añadió que el formato que se utilizará en la Declaración de la Renta para incluir este nuevo apartado "aún no está perfilado" pero "lo lógico será que haya opciones religiosas y "opciones sociales".

"Fueron los primeros en solicitarla"

Subrayó que las conversaciones sobre la extensión del 0,7% del IRPF se iniciarán con los protestantes porque "fueron los primeros en solicitarla", pero que el Gobierno "no está cerrado a otras confesiones". "Iremos por parte", señaló Rico, quien recordó que esta medida "sólo" se tomará con aquellas religiones que tengan acuerdos de cooperación con el Estado. Por su parte, el ministro recalcó que la Fundación que preside, como titular de Justicia, no tiene como objetivo financiar actividades de culto de ninguna confesión, sino servir de instrumento de desarrollo de la pluralidad en un Estado laico y aconfesional.

Como dato, informó de que los evangélicos y los musulmanes recibieron 1,5 millones de euros durante 2006 de parte de la fundación. Bermejo recordó que Pluralismo y Convivencia nació como "una respuesta a la sociedad plural en la que nos toca vivir, plural pero también desconcertada en alguno de sus estratos por esa misma pluralidad que tan rápidamente se ha ido extendiendo por las sociedades occidentales". La fundación, agregó, es también un procedimiento para la integración de las minorías en un contexto social "a veces poco amable con esa integración", y para hacer visibles otros fenómenos culturales y religiosos que comporta la globalización.

La memoria, que se presenta por segundo año consecutivo, quiere servir también de acicate para continuar en la línea de convivencia y de integración de las religiones minoritarias en la sociedad española, resaltó Bermejo. El ministro insistió en el papel de la fundación para ayudar a estas confesiones religiosas minoritarias a su integración en el tejido social, que parte del principio de que la diversidad cultural de un país "ha de ser cuidada, fomentada y protegida para evitar su discriminación y que termine en el gueto" y para que pueda ser un patrimonio de todos.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción