Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El precio del silencio

La Archidiócesis de Chicago pagó en 2006 casi cinco millones de euros a víctimas de abusos sexuales por parte de curas

La Iglesia católica de Chicago pagó 6,65 millones de dólares en acuerdos extrajudiciales a quince víctimas de abusos sexuales cometidos por doce sacerdotes entre 1960 y 1990, ha confirmado este martes fuentes de esa archidiócesis. Según ha informado en una conferencia de prensa Jeffrey Anderson, abogado de una de las víctimas, los acuerdos fueron concertados entre marzo de 2006 y marzo de este año.

Una portavoz de la archidiócesis ha señalado que la mayoría de los curas que habrían sido los autores de esos abusos sexuales han muerto o se les ha prohibido ejercer su ministerio. Ha agregado que hasta ahora el arzobispado ha pagado casi 52 millones de dólares (más de 38 millones de euros) a 214 personas que han presentado demandas judiciales en casos vinculados a abusos sexuales.

"La archidiócesis siempre toma cualquier denuncia de mala conducta sexual muy seriamente y alienta a cualquier persona que haya sido víctima de abusos por parte de un sacerdote, un diácono o algunos de sus empleados laicos a que se presente", ha agregado.

En la conferencia de prensa también ha hablado Kathy Laarveld, madre de Keith Laarveld, quien acusó al sacerdote Vincent McCaffrey de haber abusado de su hijo durante cuatro años en su propio hogar. "Ocurrió en mi casa. Yo estaba allí. Ahora sé cómo actúa un depredador", ha manifestado. "Estoy muy orgullosa de que mi hijo esté dispuesto a revelar esto para ayudar a otros", ha agregado.

McCaffrey y otros dos clérigos, uno de ellos identificado como Norbert Maday, cumplen penas de prisión por abusos sexuales. La Iglesia católica de EE UU se ha visto afectada en los últimos diez años por una ola de denuncias de abusos cometidos por sus sacerdotes.