Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los obispos preparan una peregrinación a Roma para la beatificación de 498 "mártires" de la Guerra Civil

La Conferencia Episcopal asegura que estas beatificaciones "no van contra nadie"

La Conferencia Episcopal Española (CEE) ha anunciado hoy que está organizando una peregrinación multitudinaria a Roma el próximo otoño para que los católicos españoles asistan a la beatificación de 498 "mártires" de la Guerra Civil. El portavoz de la CEE, Juan Antonio Martínez Camino, ha asegurado que "la memoria de los mártires no es una memoria contra nadie", sino "un aliento para fomentar la reconciliación" en España en un momento en que "parece amenazada".

Bajo el enunciado Vosotros sois la luz del mundo, el documento, aprobado por la Asamblea Plenaria de los obispos que se ha celebrado estos días y que se ha hecho público oficialmente hoy, anuncia a los fieles españoles que el próximo otoño tendrá lugar en Roma "la beatificación de 498 hermanos nuestros en la fe, de los muchos miles que dieron su vida por amor a Jesucristo en España durante la persecución religiosa de los años treinta del pasado siglo XX". "Estos mártires dieron su vida, en diversos lugares de España, en 1934, 1936 y 1937". El texto ha sido aprobado ya por el Vaticano, tras la documentación que han ido remitiendo a la Santa Sede las distintas diócesis españolas a lo largo de los últimos años. Los obispos evitan emplear la expresión "mártires de la Guerra Civil" y la sustituyen por la de "mártires del siglo XX", ya que consideran la primera expresión "inexacta cronológica y técnicamente".

El documento enumera estos "mártires", sin citar sus nombres, que "son los obispos de Cuenca y de Ciudad Real, varios sacerdotes seculares, numerosos religiosos [...], seminaristas y laicos, jóvenes, casados, hombres y mujeres". Sus biografías y fotografías, señala la CEE, y su relación con las diócesis actuales se encuentran en el libro titulado Quiénes son y de dónde vienen. 498 mártires del siglo XX en España, publicado por la editorial Edice, propiedad de la Conferencia Episcopal. "... Eran apóstoles y fueron valientes cuando tuvieron que confesar su condición de creyentes; disponibles para confortar y sostener a sus compañeros de prisión; rechazaron las propuestas que significaban minusvalorar o renunciar a su identidad cristiana; fueron fuertes cuando eran maltratados y torturados; perdonaron a sus verdugos y rezaron por ellos; a la hora del sacrificio, mostraron serenidad y profunda paz, alabaron a Dios y proclamaron a Cristo como el único Señor", dice el documento.

Fomentar la reconciliación

El portavoz y secretario general de la CEE, Juan Antonio Martínez Camino, ha señalado en la rueda de prensa de presentación de la iniciativa que "la memoria de los mártires no es una memoria contra nadie y no se trata de buscar culpas de nadie, no es que no haya culpas de alguien, que las habrá, pero con la beatificación y con la glorificación de los mártires no se trata de buscar las culpas de nadie". A juicio de Martínez Camino, "los mártires que murieron perdonando son el mejor aliento para que todos fomentemos el espíritu de reconciliación".

Martínez Camino ha dejado claro que las beatificaciones de estos "mártires" "no están condicionadas por la actual coyuntura política y social", y ha precisado que estos procesos de beatificación llevan décadas estudiándose "caso por caso".

Preguntado por si no echaba en falta en la Ley de la Memoria Histórica una alusión a estos "mártires", el portavoz de los obispos ha manifestado que "la cuestión del martirio es una cuestión de la Iglesia y que los mártires sean mártires o no, es la Iglesia quien lo determina".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que ha sido preguntada sobre si estas beatificaciones contribuían al espíritu de la reconciliación, ha respondido que son decisiones de la Conferencia Episcopal "que se producen en el ámbito de sus estrictas competencias y que el Gobierno respeta; no tengo absolutamente nada más que decir en ese tema", ha aseverado.