Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ONG denuncian el desinterés del Gobierno indio por defender la ley de patentes contra Novartis

En la primera jornada del jucio, la farmacéutica dice que las patentes son clave para la investigación

El juicio que enfrenta a la farmacéutica suiza Novartis con el Gobierno indio por impedirle patentar un medicamento contra la leucemia se ha reanudado este jueves Chennai (en el sur de India) en medio de las críticas de las ONG, que han denunciado a Efe el desinterés del Gobierno indio por la defensa del caso. En la sala, "mientras Novartis ponía en duda la Constitución india, no había ningún experto gubernamental para refutar sus argumentos, aparte de un abogado local que no está llevando a cabo una defensa seria", ha dicho a EFE Gopa Kumar, de la ONG Centro para el Comercio y el Desarrollo de India (CDTI, siglas en inglés).

Por su parte, la empresa farmacéutica ha emitido un comunicado en el que ha calificado el comienzo de la nueva vista como una oportunidad para "ganar claridad en el estatus de la propiedad intelectual y la garantía de las patentes" en la India. "La nueva vista ha comenzado hoy, pero el Tribunal sólo ha escuchado los argumentos de las partes. Aunque es imposible predecir qué ocurrirá, mañana será un día importante para el desarrollo del caso", ha dicho a Efe desde Bombay una portavoz de la compañía.

Novartis ha denunciado una sección de la ley india que prohíbe patentar medicamentos que no sean estrictamente innovaciones, una cláusula que el Gobierno de Nueva Delhi introdujo hace años a raíz de las presiones de grupos activistas. El medicamento por el que la empresa suiza decidió acudir a los tribunales es el Glivec, un fármaco que se utiliza para tratar un tipo de leucemia y que en la India se fabrica como genérico.

Según la compañía, las patentes son claves para crear incentivos para la investigación y el desarrollo de nuevas y mejores medicinas. Sin embargo, la petición de Novartis ha suscitado la fuerte oposición de organizaciones como Médicos Sin Fronteras (MSF), que han advertido de que, si el tribunal falla en favor del gigante farmacéutico suizo, será más fácil para otras compañías obtener patentes de medicamentos que ahora se fabrican de forma genérica y con los que son tratados muchos habitantes del Tercer Mundo.

Desde Chennai, el portavoz del CDTI se ha mostrado pesimista por el desarrollo de la vista y ha comentado que resulta "extraña" la ausencia de representantes gubernamentales cualificados para defender la ley. "Si el Gobierno continúa sin defender este caso adecuadamente, serán los pacientes quienes van a perder", ha lamentado el portavoz. La opinión de Kumar es similar a la del director ejecutivo de Oxfam Internacional, Jeremy Hobbs, quien afirmó el miércoles en un comunicado que, en caso de una victoria de la compañía, muchos medicamentos serán patentados "a precios inalcanzables para la gente pobre".

La India, donde un cuarto de la población vive bajo el umbral de la pobreza, es uno de los pocos países en desarrollo capaces de producir medicinas esenciales de calidad, y estos fármacos se encuentran entre los más baratos del mundo.

En un comunicado, Novartis había intentado defenderse de las acusaciones, asegurando que el Glivec es ofrecido gratuitamente al 99 por ciento de los pacientes indios que lo necesitan, mientras las versiones genéricas alcanzan en la India "un precio aproximadamente 4,5 veces superior al salario medio anual". En concreto, ha señalado que más de 6.700 pacientes reciben gratuitamente este fármaco y cada mes se incluyen en el programa más de cien nuevos pacientes de ese país.