Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al Gore: "El cambio climático es un desafío generacional. Tenemos que ser la generación que hizo lo que debía"

El ex vicepresidente estadounidense ha participado en el primer encuentro sobre 'Energía, Municipio y Calentamiento Global' celebrado en Madrid

A oscuras y con el auditorio abarrotado de gente, el ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore ha ido desgranando las desgracias que se nos avecinan de no actuar contra el fenómeno del calentamiento global: inundaciones, sequías, especies extinguidas, movimientos de población, etc. Cargado de todo tipo de abrumadores datos, el abanderado de la lucha contra el fenómeno ha ido convenciendo a las 2.000 personas que se agolpaban hasta en los pasillos y escaleras de la sala de que, de no tomar cartas en el asunto, nos enfrentamos a una hecatombe mundial. Pero no todo han sido imágenes para la desesperanza en la conferencia que ha inaugurado el primer encuentro sobre energía municipio y calentamiento global celebrado en Madrid: “Tenemos las armas para luchar, lo que nos falta es compromiso. Es un desafío generacional. Podemos ser recordados como la generación autodestructiva y egoísta que no fue capaz de actuar o como la que demostró que es capaz de hacer lo que hay que hacer. Y en esta lucha, España puede ser líder europeo”.

Gore ha explicado durante su intervención que uno de los principales agravantes del fenómeno es su aceleración e imprevisibilidad. Por poner algunos ejemplos, ha citado el caso de las masas polares, cuyo deshielo produce a su vez más deshielo: El agua dulce vertida en el mar presiona a los iglúes como un cubito de hielo metido en un vaso de agua; que se deshace antes que al aire libre. Otro ejemplo es el de las emisiones de CO2 congeladas. Si se descongelan por el efecto invernadero, la cantidad total de CO2 en la atmósfera se duplicará, lo mismo que el propio calentamiento. Un círculo vicioso.

“Y es que los cambios venideros no tienen por qué ser graduales”, ha enfatizado Gore, “Pueden ser repentinos, ¡como apretar un botón!”. Y ha explicado que la última glaciación en Europa comenzó por el deshielo de un gran bloque glaciar en Estados Unidos, que enfrió la corriente del Golfo (responsable del clima templado de Europa).

Gore no ha querido quitarse responsabilidades de encima. Ha reconocido que su país, que debería liderar la lucha contra el cambio, es el principal responsable del mismo, al ser el primer emisor de CO2. Cree que si Estados Unidos emprende la vía de la responsabilidad, otros importantes actores internacionales como China, que hasta ahora se escudan en la potencia estadounidense para no tomar medidas, seguirían su senda.

El ex vicepresidente, que no ha parado de hacer referencias a España para a atraer la atención de los presentes ("Como escribió Machado, ¿es español, no?: "Caminante no hay camino, se hace camino al andar"), ha terminado la charla haciendo referencia a las oportunidades económicas del cambio climático: "Las medidas que hay que tomar habría que aplicarlas tarde o temprano, independientemente del calentamiento global. Además, el cambio climático puede ser positivo para desarrollo de la tecnología, la creación de puestos de trabajo y la eficiencia energética. "Si es que hay que darse cuenta de que, en realidad, ¡la contaminación es desperdiciar energía!", ha lanzado.

Poco antes de la charla de Al Gore, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, encargado de abrir las jornadas, ha señalado que las ciudades deben liderar la lucha contra el cambio climático. Las ciudades son el mayor agente emisor de CO2, según Gallardón y, por tanto, las mayores responsables del calentamiento global. Además, son las más vulnerables a este fenómeno, ya que albergan grandes concentraciones humanas que se verán afectadas por tormentas frecuentes, contaminación, sequía y elevación del nivel del mar en las zonas costeras, donde reside la mitad de la humanidad.

Para Gallardón, la solución al problema del cambio climático concierne a los responsables políticos de todo el mundo, pero también a cada ciudadano. "Es uno de esos desafíos individuales que exigen la participación personal", ha asegurado. El alcalde ha brindado su reconocimiento y gratitud a Al Gore, una de las personalidades más representativas del movimiento de lucha contra el cambio climático, plasmada en su documental Una verdad incómoda.

Al Gore analiza con Narbona las iniciativas españolas sobre medio ambiente

El ex vicepresidente Al Gore y la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, se han reunido esta mañana, antes de la conferencia. En el encuentro, han analizado las principales iniciativas que España ha puesto en marcha para combatir el cambio climático. Al término del encuentro, Narbona ha destacado las directrices de la Estrategia Nacional de Lucha contra el Cambio Climático, cuyo borrador se presentará el próximo día 13 al Consejo Nacional del Clima y que incluye un plan de acción en todos los sectores para reducir las emisiones de dióxido de carbono, principal responsable del calentamiento.

Ese día se darán a conocer los primeros resultados del análisis de prospectiva "que se está haciendo en materia de pérdida de biodiversidad, elevación del nivel del mar y regresión en el litoral, y de disponibilidad de recursos hídricos, en cuanto a los escenarios climáticos desagregados en el caso español", ha añadido. La ministra de Medio Ambiente ha recordado que "España está situada en un ámbito muy vulnerable desde el punto de vista de sus características climatológicas", por lo que se verá afectada por los efectos del cambio climático.

Protestas de los ecologistas

Algunos miembros de la plataforma ciudadana M-30 No + Coches han aprovechado lo mediático del encuentro para protestar a las puertas del recinto contra "las políticas del Ayuntamiento de Madrid, que favorecen el uso masivo del coche y el aumento de emisiones de gases de efecto invernadero".

Los ecologistas han denunciado que el alcalde de Madrid se presente como anfitrión de Al Gore, "intentando aparecer como un paladín de la sostenibilidad y un incansable luchador contra el cambio climático cuando, en realidad, tala más de 40.000 árboles, convierte el río Manzanares en un vertedero y logra que Madrid supere habitualmente, mes tras mes, la tasa máxima de contaminación atmosférica por causa de las obras".

Los ecologistas han lamentado no poder explicar al ex vicepresidente de EE UU Al Gore esta situación y no poder participar en las jornadas "debido al veto a las ONG críticas". "Resulta irónico que Al Gore, que criticó las actuaciones de Bush y de algunas petroleras, pueda ser utilizado en provecho propio por un Gallardón que utiliza las mismas técnicas que Bush: pagar estudios interesados que confunden a los ciudadanos y les ocultan las consecuencias de sus faraónicas e insostenibles obras", han apuntillado los ecologistas.