Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al Gore: “La dicotomía entre desarrollo y sostenibilidad es falsa. Sin planeta, no hay economía que valga”

El ex vicepresidente estadounidense participa en el primer encuentro sobre 'Energía, Municipio y Calentamiento Global' celebrado en Madrid

“Bush dijo una vez que hay que elegir entre economía y medioambiente. Pero ésta es una dicotomía falsa, si no tenemos planeta, no tendremos economía”. Con esta contundente frase ha comenzado el ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore el apartado económico de su intervención en el primer encuentro sobre energía, municipio y calentamiento global de Madrid. “Si se funde la mitad de la Antártida, Wall Street, la capital financiera del mundo, quedará sumergida bajo el agua”, ha añadido. Tras las previsiones agoreras, el político demócrata estadounidense, últimamente más conocido por su lucha contra el cambio climático, ha destacado las oportunidades económicas que abre el fenómeno climático: Puestos de trabajo de calidad, mejoras en la eficiencia energética, inversión en investigación tecnológica, etc.

El vicepresidente ha hecho una comparación lingüística para explicarlo. Según ha contado, en chino y en japonés, la grafía de la palabra crisis está compuesta por dos ideogramas: uno significa ‘peligro’ y el otro ‘oportunidad’. Son precisamente estas dos situaciones las que deben afrontar las empresas en el contexto actual. Se trata de inclinar la balanza hacia el lado de las oportunidades. Deberían aprovechar el cambio climático para dar un salto enorme en el mundo de las tecnologías y, por qué no, para sacar tajada.

Según Gore, “Muchos líderes del mundo de la empresa ya han visto una oportunidad y, los que no, tarde o temprano lo pagarán”. Ha puesto el ejemplo de la industria automovilística. Toyota y Honda, que producen coches energéticamente eficientes, mejoran sus resultados ejercicio tras ejercicio; mientras que General Motors y Ford siguen inmersos en la recesión.

El sector que más puede ganar con el cambio es, obviamente, el energético. “Muchas de nuestras tecnologías tienen más de 100 años y son realmente ineficientes. Por el contrario, las energías renovables están en su infancia y tienen un futuro realmente prometedor, que creará muchos puestos de trabajo”, ha añadido.

“Además, (y pide perdón por hacer una referencia religiosa al Génesis de la Biblia), las empresas deben sumergirse en esta lucha porque cuando uno se compromete a algo, la providencia también se mueve”, ha añadido.

José Manuel Entrecanales: "Podemos reducir el impacto"

El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, ha hecho una intervención tras el ex vicepresidente estadounidense en la que ha resaltado que "reducir las emisiones y, por tanto, los efectos del cambio climático, es posible.

Ha asegurado que en 2030, el 55% de las necesidades energéticas podrán ser cubiertas con renovables y que, para ello, lo que hace falta es voluntad. "En Dinamarca ya se cubre el el 21% de la demanda eléctrica con energía eólica; en Navarra, el 65% con renovables; en Brasil, 3 millones de coches, el 11% del parque automovilístico total, funciona con bioetanol; y en Alemania han instalado el 58% de las placas fotovoltaicas de todo el mundo en tan sólo un año. Así que no me digan que no es posible".

Gore, escéptico ante la energía nuclear

Preguntado por el papel de la energía nuclear en la etapa energética que se abre, Al Gore ha dicho: "Soy escéptico. Vengo de Tennessee, una zona muy nuclearizada de Estados Unidos y, aunque no estoy totalmente en contra, no creo que sea la solución al cambio climático. Ni siquiera a la dependencia energética. No sólo por los problemas de residuos o de que se produzca un eventual error humano, sino porque su coste es muy alto. Además, sólo tenemos un tamaño de central eléctrica; el extra-grande, lo que aumenta los peligros".

Más información