España padecerá más lluvias torrenciales, más sequías y más olas de calor

Los expertos sobre cambio climático reunidos en París entregan sus conclusiones

París / Madrid - 02 feb 2007 - 12:38 UTC

El cambio climático es "inequívoco", la temperatura media de la Tierra aumentará durante las próximas décadas, y España padecerá como consecuencia de ese fenómeno un incremento de las lluvias torrenciales, más olas de calor, un aumento de la salinidad del mar y nevadas menos copiosas.

Más información

Son algunas de las conclusiones a las que han llegado los científicos del Grupo Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC en sus siglas en inglés), y que han sido analizadas desde Madrid por el secretario general para la prevención del Cambio Climático, Arturo Gonzalo Aizpiri, la directora de la Oficina Española de Cambio Climático, Teresa Ribera, y el director del Instituto Nacional de Meteorología, Francisco Cadarso. El cambio climático hará que se reduzcan los días fríos, las precipitaciones de lluvia en la cornisa mediterránea, y que siga aumentando la temperatura media del país.

El planeta experimentará en el siglo XXI un calentamiento de entre 1,8 y 4 grados, el mar ascenderá unos 58 centímetros y aumentarán las sequías y las olas de calor. Son algunas de las cifras del cuarto informe elaborado por el Panel Internacional para el Cambio Climático, el grupo de medio millar de expertos que se han reunido estos días en París para evaluar las consecuencias de este fenómeno. El organismo, creado por la ONU, concluye además que el calentamiento se debe, con un 90% de certeza, a la actividad humana, en especial por el uso masivo de energía basada en combustibles fósiles.

Después de una semana de negociaciones a puerta cerrada, los 500 expertos del IPCC han hecho público un informe destinado “a la atención de los que deciden”. En él, destacan que buena parte del calentamiento que ha sufrido la Tierra en las últimas décadas “se debe, muy probablemente”, “con una seguridad del 90%”, a las emisiones humanas de dióxido de carbono (CO2) y otros gases de efecto invernadero. Los expertos sostienen que el planeta se calentará entre 1,8 y 4 grados centígrados de media de aquí a fin de siglo, con respecto al siglo anterior. Estos valores afectan a la media del planeta, pero habrá grandes diferencias entre las distintas regiones. Entre las más afectadas están los polos, lo que hará que pierdan parte de su masa helada. Esta subida de temperaturas hará que el nivel del mar suba entre 18 y 59 centímetros.

Al subir la temperatura del planeta subirá igualmente la de las aguas, con lo que se producirán numerosos fenómenos extremos, entre ellos más olas de calor y más sequías, pero también lluvias más violentas que causarán inundaciones, ciclones y huracanes más violentos, entres otras cosas. Estos cambios podrían generar la aparición de hasta 200 millones de personas que huyen de estos fenómenos, a los que ya se conoce como refugiados climáticos. El calentamiento previsto reducirá la cobertura de nieve y los casquetes polares e incluso no se descarta que a finales de siglo el hielo se derrita completamente en el Polo Norte en verano.

Los expertos dicen además, que las emisiones "pasadas y futuras de CO2 seguirán contribuyendo al calentamiento y a la subida del nivel del mar durante más de un milenio", teniendo en cuenta la permanencia del CO2 en la atmósfera. Desde hace 650.000 años no había una concentración similar de CO2 en la atmósfera, según estos expertos.

El informe presentado hoy es el cuarto que elabora el IPCC, organismo creado en 1988 por las Naciones Unidas, formado por más de 2.500 científicos de 130 países y considerado la voz más autorizada sobre el cambio climático. Es además, el más alarmante, puesto que deja ya claro que el calentamiento global es un hecho y que en buena medida se debe a la actividad del hombre. El texto presentado hoy es un compendio de las investigaciones realizadas en los últimos seis años para corregir y actualizar los datos de su anterior informe de 2001.

El trabajo del IPCC es alertar a los dirigentes del planeta para que tomen medidas para reducir las emisiones de CO2. Nada más presentarse el informe, se ha inaugurado en París una conferencia sobre el tema en la que se reúnen más de 60 países y que pretende desembocar en una "Organización de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente". El presidente francés, Jacques Chirac, ha sido el encargado de abrir la reunión y lo ha hecho con un discurso en el que ha llamado a una “revolución de las conciencias, de la economía y de la acción política” para salvar el planeta. “Se acerca el día en el que el calentamiento climático escapará a todo control: estamos a las puertas de lo irreversible”, ha dicho. “No es tiempo de medias tintas”.

El Coliseo de Roma, durante el apagón.
El Coliseo de Roma, durante el apagón.AP

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50