Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Miles de becarios piden a Educación contratos estables para los investigadores

Miles de jóvenes han participado esta tarde una protesta por el centro de Madrid contra la precariedad laboral de los becarios. Los manifestantes, convocados por la Federación de Jóvenes Investigadores Precarios, han denunciado ante el ministerio de Educación la escasa protección social de la mayoría de los investigadores, muchos de ellos ejerciendo su trabajo en instituciones públicas.

Unos 1.300 jóvenes españoles han participan en una marea naranja que ha discurrido entre la plaza de Cánovas del Castillo y la calle Alcalá. Además, más de 6.000 personas han apoyado el manifiesto a favor de la investigación, que la asociación tiene colgado en su página web -precarios.org- y que han presentado ante el ministerio de Educación.

En el comunicado la asociación denuncia la protección social parcial con la que cuentan la mayoría de los investigadores, el sistema de becas como mecanismo "prioritario" de financiación en los primeros años y la inestabilidad y discontinuidad de la carrera profesional, caracterizada por una estructura "fuertemente piramidal".

Los jóvenes investigadores se reunieron el pasado jueves con responsables del Ministerio y volverán a ser convocados a mediados de junio. Reclaman la implantación de una carrera investigadora coherente, con reconocimiento laboral de los investigadores y protección social adecuada. También quieren mejorar la continuidad de la carrera investigadora entre las distintas etapas; establecer una estructura profesional proporcionada entre diferentes etapas; y facilitar la movilidad de los investigadores dentro y fuera del país.

De cara al futuro, los jóvenes precarios reclaman una política científica que vaya más allá de una sola legislatura; y un incremento definitivo del presupuesto destinado a investigación, con una correcta planificación y distribución de fondos.

Encabezando la marcha ha estado Xosé Álvarez, presidente de la FJI-Precarios, quien ha recordado que la Carta Europea del Investigador habla de "un profesional desde el inicio de la carrera investigadora, pero en España se hacen oídos sordos". Y es que, según explica, el sistema de dos años de beca más dos de contrato se aplica únicamente a quienes realizan tesis doctorales, y no a los investigadores con becas asociadas a proyectos de investigación. "Toda esa gente queda fuera del Estatuto, es decir, sin derecho a paro, sin derecho a contratos, sin nada, y en el acuerdo que habíamos firmado estaban dentro", ha dicho Álvarez.