Comienzan las excavaciones para descubrir la que sería la primera pirámide europea

Un arqueólogo bosnio sostiene que una colina bosnia guarda parecido con las zonas de Latinoamérica con pirámides

Un grupo de arqueólogos ha iniciado las excavaciones para tratar de hallar lo que creen que es una antigua pirámide oculta bajo una misteriosa colina de Bosnia y que ha sido objeto de la leyenda durante muchos años. El arqueólogo bosnio que lidera los trabajos ha señalado que la colina de unos 650 metros que se levanta sobre la aldea de Visoko,a unos 30 kilómetros al norte de Sarajevo, guarda un extraño parecido con las zonas de Latinoamérica con pirámides que ha podido estudiar. De confirmarse, se trataría de la primera pirámide que se descubre en el continente europeo.

"Tenemos once pruebas fiables de que la montaña Visocica es en realidad una colosal pirámide de piedra, la primera de Europa, y de que, además, hay otras cuatro construcciones piramidales en el valle", ha explicado Osmanagic. El investigador asegura que las fotografías tomadas desde satélites muestran una geometría regular de la montaña Visocica y de las cuatro elevaciones en el valle.

"Todas esas construcciones tienen forma de triángulo, de los lados iguales, de carácter de escalera, con terrazas en la cima, y están regularmente orientadas hacia los cuatro puntos cardinales", ha dicho Osmanagic, al insistir en que en la naturaleza no hay formas tan geométricamente regulares. Explica que los análisis de las fotos tomadas por radares muestran la existencia de pasillos rectangulares dentro de la pirámide del sol. "El complejo de túneles subterráneos en el valle enlaza a todas las pirámides entre sí, como es el caso en Egipto, o en México", ha asegurado Osmanagic.

Este ciudadano bosnio, que desde hace 15 años vive en Houston (EEUU), se dedica a la investigación de antiguas civilizaciones, y ha escrito una decena de libros sobre sus trabajos. Además, ha escrito su tesis doctoral sobre la civilización Maya tras una detallada investigación que supuso la visita a unas 50 ciudades en Guatemala, México, Honduras y Salvador. Osmanagic ha establecido una fundación especial que se ocupará de las labores de excavación y según asegura, de la permanente protección del "valle de las pirámides bosnias como monumento arqueológico más importante de Europa".

Piramidemanía

En la ciudad bosnia reina una auténtica fiebre investigadora por la esperanza de que un descubrimiento arqueológico sensacional podría traer provechos incalculables a la zona. Varios restaurantes ya se han puesto el nombre de Pirámide del sol, y en ellos los visitantes pueden encontrar platos en forma triangular, como se supone son los pirámides de Visoko. Incluso las pizzas en pizzerías locales son triangulares. En las numerosas plazas de la ciudad se ofrecen recuerdos de cerámica, zapatillas, camisetas y pequeñas banderas con supuesta imagen de la pirámide local. Ha aumentado bastante últimamente el precio del terreno en las proximidades de la montaña Visocica, y algunos de los propietarios de la tierra en esas zonas ya han empezado a cobrar el "peaje" a los curiosos visitantes que quieren ver de cerca el lugar que un día puede llegar a ser famoso.

El director del museo local, Senad Hodovic, que apoyó de inmediato la hipótesis de Osmanagic, ha señalado que la existencia de las pirámides es "la oportunidad del siglo" para desarrollar la pequeña ciudad. No obstante, algunos arqueólogos bosnios consideran que toda esa teoría carece totalmente de fundamento y que las ruinas de piedra en Visocica son los restos de una fortaleza medieval.

"Hay gente que cree que Dios no existe, y por qué entonces no habría los que creen que en Visoko no hay pirámides", comenta Hodovic esas opiniones. Los miembros de la mencionada fundación se niegan de momento a comentar quién y cuándo pudo haber construido las pirámides en Visoko, en pleno centro de Bosnia. "Esperamos que cuando entremos en el interior de la pirámide, cuando encontremos materias orgánicas, huesos humanos restos de los constructores de las pirámides, podremos dar respuestas a esas preguntas", dice Osmanagic. "Una vez que los científicos de altas esferas acepten el hecho de que existe el valle bosnio de pirámides, nosotros contestaremos quién, cuándo, cómo y por qué las construyó", concluye el investigador.

Lo más visto en...

Top 50