Los obispos cierran filas alrededor de sus ideas más duras para reforzar el papel de la Iglesia

La Conferencia Episcopal española arremete contra los grupos religiosos que propugan unas enseñanzas morales menos ortodoxas

La jerarquía católica española ha hecho público hoy un documento en el que muestra su preocupación por "algunas propuestas teológicas deficientes" que, a su juicio, han perturbado "la fe de los sencillos" y han tenido mucho que ver con la pérdida de presencia de la iglesia católica en la sociedad española. Por ello, los obispos apuestan por defender sin fisuras sus posturas tradicionales más duras contra la masturbación, los gays, el aborto o la reproducción asistida.

Más información
Documento 'Teología y secularización en España'
Bélgica autoriza la adopción de niños por parte de parejas homosexuales

La Conferencia Episcopal (CEE), a través de su portavoz, Juan Antonio Martínez Camino, ha hecho pública esta mañana una instrucción para sus fieles que dibuja un panorama sombrío del magisterio de la iglesia católica en España en cuanto a lo que fe y fidelidad se refiere. Se trata del documento aprobado en la última asamblea plenaria del episcopado, que tuvo como objeto analizar la "teología y secularización en España a los 40 años de la clausura del Concilio Vaticano II".

"La fe de los sencillos"

El documento de la CEE arremete contra determinados grupos religiosos a los que atribuye gran predicamento en los medios de comunicación y que, en su opinión, ofrecen "una concepción deformada de la iglesia" y pintan una imagen de "confrontación continúa e irreconciliable" entre las altas esferas religiosas y "el pueblo".

El texto rastrea los planteamientos doctrinales que "han perturbado la vida eclesial y le fe de los sencillos", y trata de identificar "las causas principales de la secularización interna de la iglesia", según Camino. Así, el documento de los obispos se convierte en una denuncia de "algunas propuestas teológicas deficientes" que van contra las enseñanzas tradicionales católicas en materia de fe y moral y que son "propagadas y divulgadas sistemáticamente" por grupos dentro de la iglesia o en sus aledaños.

Masturbación, fornicación

"Estos grupos se han manifestado a favor de las absoluciones colectivas y del sacerdocio femenino y han tergiversado el sentido verdadero del matrimonio al proponer y practicar la bendición de uniones de personas homosexuales", asegura el texto. Por contra, los obispos recuerdan de nuevo que es pecado grave "la masturbación, la fornicación, las actividades pornográficas y las prácticas homosexuales". También el aborto y la eutanasia merecen su censura por ser "acciones gravemente desordenadas, lesivas de la dignidad humana y opuestas a las enseñanzas de Cristo".

Por último, arremeten los obispos contra quienes, en el ámbito político y social, "reivindican su condición de cristianos" pero luego defienden "propuestas que contradicen expresamente la enseñanza evangélica". Es esto para la CEE "una causa grave de escándalo", suficiente además como para situar a estas personas "fuera de la comunión eclesial".

El portavoz de la CEE, Juan Antonio Martínez Camino, presenta el texto aprobado en la última asamblea plenaria.
El portavoz de la CEE, Juan Antonio Martínez Camino, presenta el texto aprobado en la última asamblea plenaria.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS