Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Salgado amenaza con endurecer la Ley Antitabaco en los bares más pequeños

La ministra matiza que se estudiarán medidas que "incentiven los locales sin humo, pero no de prohibición"

La ministra de Sanidad, Elena Salgado, ha anunciado hoy que estudia la posibilidad "ir un paso más allá" en los locales de restauración de menos de 100 metros cuadrados, a los que la Ley del Tabaco, en vigor desde el 1 de enero, permite decidir si son espacios libres de humo. Salgado mostraba así su contrariedad por el hecho de que el 90% de los bares haya optado por permitir fumar a sus clientes. Los hosteleros no han tardado en rechazar la pretensión de Salgado, que han calificado de "amenaza velada" y de "chiste". Sobre la guerra de precios, la ministra ha avanzado que Economía arbitrará medidas para que las tabaqueras no induzcan al consumo a los jóvenes mediante los bajos precios.

Tras la ola de protestas, la ministra de Sanidad ha dicho a la agencia Efe que el "paso más allá" que el ministerio daría si, de aquí a un año, continúa habiendo muchos bares pequeños donde se puede fumar, sería el de estudiar medidas que "incentiven los locales sin humo, pero no de prohibición". Al final del año, ha explicado, Sanidad "hará una evaluación" sobre los locales de restauración de menos de cien metros cuadrados, que son a los que la ley permite decidir si se puede o no fumar en los mismos.

Salgado ha dado estas explicaciones al ser preguntada sobre sus declaraciones del jueves en Antena 3, donde anunció que si "en un plazo razonable de un año" sigue existiendo la circunstancia de que solo un 25% de la población fuma y, sin embargo, la mayoría de los bares pequeños continúan siendo locales donde se fuma, habrá que dar "un paso más allá" como ha ocurrido en otros países. La ministra se refería a Italia, Noruega o Irlanda, donde la restricción de fumar en los bares es total en todos los bares y restaurantes, con independencia de sus dimensiones.

Poner coto a los bajos precios

La ministra subrayó en sus primeras declaraciones que se habían hecho previsiones de ser "muy estrictos" en los centros de trabajo y "más flexibles" en la restauración "con la idea de que al haber un porcentaje mayor de no fumadores habría locales de restauración de menos de 100 metros que decidirían ser espacios sin humos". Sin embargo, a su juicio "esto se está produciendo de forma más lenta" de la prevista. Al mismo tiempo, destacó que el comportamiento de sindicatos, empresarios y trabajadores en los centros de trabajo "es ejemplar". Respecto a la guerra de precios del tabaco desatada en los últimos días, Salgado indicó que este asunto corresponde al Ministerio de Economía, pero está "segura de que va a contar con su apoyo para poner freno a esta situación" y "arbitrar medidas" con el fin de que las empresas tabaqueras no consigan su "objetivo" con los bajos precios, que es "ni más ni menos que seguir induciendo al consumo a los jóvenes".

Salgado rechazó de plano la posibilidad de negociar con las tabaqueras e indicó que la guerra de precios ha demostrado que la producción de cigarrillos "tiene mucho margen". A su juicio, las tabaqueras han pretendido fijar un precio mínimo del tabaco, una fórmula con la que "tratan de quedarse con una porción mayor del mercado a precios más altos". Asimismo la ministra afirmó que España "es el estanco de los países limítrofes" y esto repercute en las políticas de lucha contra el tabaquismo de estos países. Preguntada por las protestas de los quiosqueros por las pérdidas que la Ley ha ocasionado en sus negocios, la ministra recordó que la mayoría no tenían permiso para vender tabaco, a excepción de 512 quioscos y 3.000 establecimientos en todo el país.

Zapatero cumple la ley

La ministra mostró también, en referencia a las informaciones de que el presidente del Gobierno fumó en dependencias de La Moncloa durante las negociaciones del Estatuto de Cataluña, su convencimiento de que el presidente "cumple la ley". En este sentido, señaló que en los edificios administrativos de este complejo no se fuma y tampoco en el lugar donde se reúne el Consejo de Ministros, pero "en una residencia privada, sea La Moncloa o cualquier otra, la ley permite que se fume".

Salgado hizo hincapié en que sería "completamente ilegal" que la Comunidad de Madrid vaya a permitir, en el reglamento que desarrolla la Ley, crear espacios para fumar en los centros de trabajo y se mostró segura de que el Gobierno regional encabezado por Esperanza Aguirre cumplirá la ley. La ministra rechazó también la idea de crear lugares especiales habilitados para el botellón, porque, a su juicio, el consumo de alcohol entre los jóvenes es "ante todo un problema de salud" además de orden público.

Un "chiste", según los hosteleros

Los hosteleros han rechazado han tildado de "amenaza velada" y de "chiste" el anuncio de la ministra de Sanidad. Así lo ha dicho el portavoz de la Asociación Nacional de Empresas por la Calidad del Ocio, Vicente Pizcueta, quien ha considerado también que las palabras de la ministra han sido "desafortunadas" y les han dejado "perplejos".

A juicio de Pizcueta, este anuncio demuestra la "falta de autocrítica" de Salgado en relación a una ley que no ha funcionado como ella quería. Los hosteleros defienden que "la falta de progresividad y la indefinición" de la norma hacen imposible el cumplimento de la ley. En cambio, la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica ha aplaudido a la ministra, pero ha reclamado a financiación de los tratamientos para dejar el tabaco.

Más información