Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La falsa clonación del científico Hwang

El científico coreano Woo-suk Hwang dimite tras conocerse que falseó datos de un estudio sobre clonación terapéutica

El investigador surcoreano Woo-suk Hwang ha dimitido de su puesto en la Universidad Nacional de Seúl después de que ésta confirmara que manipuló los datos de un estudio, publicado en la revista Science, que suponía un gran avance en la curación de enfermedades como la diabetes o el cáncer.

El pasado mes de mayo, Hwang publicó un artículo en la prestigiosa revista Science en el que informaba que había creado 11 líneas celulares derivadas por clonación terapéutica de pacientes afectados por diversas enfermedades, con idéntico material genético al de los pacientes, investigación que abría la puerta para que, en caso de utilizarse estas células para generar tejidos en tratamientos médicos, no provocarían rechazo en los enfermos. Así, se generaba una nueva línea de tratamiento para enfermedades como la diabetes o el cáncer.

Sin embargo, la semana pasada, un colaborador de Hwang, el doctor Sung il-Roh, director del hospital MizMedi de Seúl, denunció la semana pasada que nueve de las once líneas celulares que Hwang había creado eran falsas y que las otras dos las había tomado Hwang del laboratorio de Roh y las utilizó para el trabajo. Según Roh, Hwang ya le había confesado que "no había células madre clonadas, que había presentado células madre de tejidos obtenidas en mi laboratorio, y que de las 11 presentadas 9 ni siquiera existían".

A raíz de las acusaciones de Roh, Hwang anunció que el estudio que publicó en Science contenía "errores humanos", y que por ello iba a pedir a la revista que retirase su artículo, pero afirmó que demostraría que efectivamente obtuvo embriones humanos por clonación a partir de células de pacientes y que derivó de ellos células madre que podrían utilizarse para el tratamiento de enfermedades.

Paralelamente, la Universidad Nacional de Seúl anunció que iba a abrir una investigación para determinar la certeza o no de las afirmaciones de Roh. La investigación ha sido la que hoy ha demostrado que lo publicado por Hwang era falso. Según dicho equipo, "los datos de laboratorio de las once secuencias de células madre de los que se había informado en la revista de 2005 eran todos datos fabricados utilizando dos secuencias de células madre en total" y no obtenidos a partir de la clonación de células de pacientes. "En base a estos hechos, los datos aparecidos en Science' no pueden ser un error debido a un simple fallo, sino que deben ser vistos como una fabricación deliberada para hacerlos parecer como las secuencias de once células madre utilizando los resultados de solo dos", señala el equipo investigador de la universidad. "No hay otra salida más que decir que el profesor Hwang estuvo implicado", concluye el informe dirigido por el decano de investigación de la Universidad, Roe Jung Hye.

Para este equipo, la invención de Hwang suponía una decepción que había minado la credibilidad de la ciencia. "Este tipo de error es un acto grave que daña la base de la ciencia", dicen los investigadores. Además, el Gobierno surcoreano, que ha apoyado firmemente a Hwang hasta el punto de designarle como el primer 'gran científico' del país, ha afirmado hoy que estaba "triste" por los hallazgos de la investigación. El Ministerio de Ciencia y Tecnología da credibilidad al equipo que ha revisado el trabajo de Hwang y "considera necesarias medidas de seguimiento (...) incluida la posibilidad de suspender los fondos de investigación para el profesor Woo-suk Hwang".

Vais a verlo

"Sinceramente pido disculpas a las personas por provocar esta conmoción y malestar", ha declarado Hwang, tras abandonar su oficina en la universidad. "Como señal de mis disculpas, dimito como profesor de la Universidad Nacional de Seúl", ha añadido. Sin embargo, Hwang mantuvo hoy que había creado la tecnología para crear células madre como había reivindicado en la publicación de mayo. "Insisto en que (la tecnología de) las células madre específicas de un paciente pertenece a Corea del Sur y vais a verlo", ha dicho Hwang. El equipo investigador ha dicho que los análisis de ADN confirmarán en los próximos días si las dos secuencias que quedan fueron clonadas con éxito a partir de un paciente, como afirma el científico.

A la luz de estos hallazgos, el equipo dijo que investigará otros artículos de Hwang, entre ellos otro publicado en Science en febrero de 2004 en el que aseguraba haber clonado un embrión humano, y otro, publicado en Science en agosto de este año, sobre Snuppy, el primer perro clonado. Las dos publicaciones están también revisando los artículos.