Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hallado en China el tazón de fideos más antiguo del mundo

Los fideos, delgados, amarillos y elaborados con mijo, tienen 4.000 años de antigüedad

Los italianos son conocidos por la calidad y variedad de su pasta y hasta ahora se pensaba que era originaria de Oriente Próximo, pero un grupo de científicos afirma en la revista británica Nature haber encontrado el más antiguo tazón de fideos conocido hasta ahora. Tiene 4.000 años y se hizo en China.

Científicos de la Academia de Ciencias de Pekín han descubierto en la región de Lajia, al noroeste del país y junto al río Amarillo, un pequeño bol enterrado en el barro en cuyo interior había fideos delgados y amarillos, de unos tres milímetros de espesor, 50 centímetros de largo y unos cuatro mil años de antigüedad. Este hallazgo parece demostrar, según el artículo publicado en Nature, que la pasta se originó en ese país y no en Italia o Arabia.

Hasta ahora, la referencia más antigua a la existencia de los fideos se encontraba en un libro escrito durante la dinastía de East Han en China, entre los años 25 y 220 antes de Cristo. Al margen de este escrito, otra teoría afirma que los fideos se inventaron en Oriente Próximo y fueron introducidos por los árabes en Italia durante la Edad Media. En todo caso, ésta es "la prueba empírica de fideos más temprana encontrada hasta el momento" señala el científico Houyan Lu, que lidera el grupo de investigadores de la Academia de Ciencias de Pekín.

Todavía hoy se hacen igual

Los delicados y finos fideos, elaborados con mijo, se parecen sorprendentemente a los que se siguen haciendo en la zona de La-Mian, a base de estirar la masa a mano. El lugar donde se encontraron los fideos fue, en opinión de los expertos, un asentamiento destruido hace 4.000 años a causa de un terrible terremoto y fuertes inundaciones.

"Encontramos el bol boca abajo y encajado en un bloque de barro entre marrón y amarillento", indican en Nature los arqueólogos. "Cuando levantamos el bol, encontramos los restos de fideos entre los sedimentos que contenía", añaden. Los científicos analizaron la composición de la pasta, examinando la forma y características del grano utilizado y comparándolo con los cereales actuales. Concluyeron que estaban hechos de mijo, un cereal originario de China, en lugar de la fécula de trigo que se utiliza actualmente. Según estudios precedentes, el trigo no llegó al noroeste de China, procedente de Asia Central, hasta hace aproximadamente 5.000 años.

"Evidencias arqueológicas sugieren que, aunque el trigo estaba presente en el noroeste de China hace entre 4.500 y 5.000 años, no fue común cultivarlo hasta mucho después", subraya Lu. "A diferencia de los fideos italianos y chinos de la actualidad, que se hacen con varios tipos de harina de trigo, los prehistóricos no muestran rastros de ese cereal o cebada", según los expertos. Así, parece claro que los agricultores chinos prehistóricos sabían aporrear y moler las duras semillas de mijo y mezclar su harina para hacer fideos. Probablemente, la masa era estirada a mano con mucho tiempo y paciencia hasta formar largos hilos, que luego se cocinaban en el agua hirviendo. "Este estudio establece, por primera vez, que la más antigua producción de fideos tuvo lugar en China", sentencia Lu.