Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El Everest, más bajito

El monte más alto del planeta mide 3,7 metros menos de lo que se pensaba

El monte Everest, el más alto del planeta, mide 8.844,43 metros, 3,7 metros menos de lo que se creía, ha anunciado hoy el Departamento Chino de Cartografía tras conocerse los resultados de la primera medición de la montaña en 30 años.

Un grupo de científicos ha pasado este año varias semanas —entre marzo y junio— en el monte, llamado Qomolangma (Diosa madre del país) por los chinos y tibetanos, para medir su altura con tecnología punta y más precisa que la existente en 1975, cuando los expertos fijaron la altura del Everest en 8.848,13 metros (los 8.848 metros estudiados en innumerables manuales escolares).

La medición, a través de ondas de radio, tiene un margen de error de más/menos 21 centímetros, y ha descubierto una capa de hielo y nieve de 3,5 metros sobre el pico rocoso de la montaña. Además, por primera vez la tarea de medición ha sido realizada por cartógrafos especializados, y no por montañeros o expertos de otras ramas científicas.

El equipo de 35 cartógrafos, entre ellos nueve mujeres, han configurado la cuarta expedición científica china al Everest. Ding Lin, uno de los expedicionarios, reveló en abril que la montaña aún fue más alta en el pasado y llegó a medir 12.000 metros hace 13 millones de años.

El Everest se generó, como el resto de la cordillera del Himalaya, por la colisión de la placa tectónica india con la euroasiática hace aproximadamente 65 millones de años.

El pico más famoso del mundo fue escalado por primera vez en 1953 por el neozelandés Edmund Hillary y el serpa nepalí Tensing Norgay.