DÍA MUNDIAL DE LA LIBERTAD DE PRENSA

Reporteros Sin Fronteras denuncia que 51 periodistas fueron asesinados en 2004

Irak fue "el país más peligroso del mundo para los periodistas", donde murieron 19 de ellos

La ONG Reporteros sin Fronteras (RSF) y la Federación de Asociaciones de Prensa de España (FAPE) han presentado hoy en Madrid, en el Día Internacional de la Libertad de Prensa, el informe anual en el que denuncian el "grave" deterioro de la libertad de expresión en el mundo y la muerte en 2004 de 53 periodistas en el ejercicio de la profesión, el peor dato desde 1995. Además, más de un centenar de informadores se encuentran encarcelados. Irak fue en 2004 "el país más peligroso del mundo para los periodistas", donde murieron 19 de ellos.

Más información
Periodistas, entre celda, 'zulo' o fosa

En una rueda de prensa, en la que estaba acompañado del presidente de la FAPE, por el de la Asociación de la Prensa de Madrid, Fernando González Urbaneja, y por el secretario de la Sección Española de la RSF, Rafael Jiménez Claudín, el presidente de RSF, Fernando Castelló, ha explicado que el informe ofrece "datos negativos" y que no es un día de celebraciones ya que "hay que lamentar bajas: 53 muertos y mas de cien encarcelados". El presidente de RSF ha indicado que la situación de la libertad de prensa en el mundo, con datos recogidos por la ONG en 120 países y grupos adheridos a esta organización, "permite hacer un balance aproximado de la situación, que no es es brillante". El informe revela la aparición de una nueva figura represiva: el secuestro y la desaparición de periodistas para pedir rescates millonarios. "Somos víctimas de tres gravísimas agresiones: asesinato, secuestro y cárcel", ha sentenciado.

622 censuras a medios

Se contabilizaron además durante el año pasado 622 censuras a medios, sin contar la prohibición directa de informar en las 40 dictaduras y las 40 guerras censadas ni los países de democracia aparente donde esa libertad se conculca. "En dos terceras partes del mundo el periodista es blanco de las iras de los que quieren ocultar los abusos de poder", ha subrayado Castelló. Castelló ha reclamado que "la ONU y la UE abran los ojos a esta realidad" y se den cuenta de que no se respetan los derechos humanos y de que se debe actuar para exigir responsabilidades a esos países. En este sentido, ha anunciado que la ONG tiene una lista negra de los enemigos de la libertad de prensa, con nombres de los responsables directos de crímenes o delitos graves contra periodistas, "18 nombres de diez países, contra los que se van a promover acciones legales".

Otros problema es que en los países occidentales "se intenta recortar los derechos adquiridos", según ha denunciado Castelló, que ha citado como ejemplo el Proyecto de Estatuto de la Profesión Periodística en tramite en el Parlamento español. "Nos preocupa que se cree un Consejo Estatal de la información, multiplicado por 17, con comisiones deontológicas con poderes como otorgar y retirar carnets por faltas a un código en el que se prevé penar agravios a instituciones", ha explicado. "Combatimos estatutos similares vigentes en Venezuela y pronto en Brasil". Irak fue en 2004 "el país más peligroso del mundo para los periodistas", donde murieron 19 de ellos. Desde el inicio del conflicto en marzo de 2003, son ya 51 los profesionales que han fallecido en el país árabe.

Pagar con la vida una investigación

Además, el año pasado más de 15 fueron secuestrados y uno de ellos ejecutados, el italiano Enzo Baldoni. En la actualidad, cinco profesionales continúan en manos de sus captores: la francesa Florence Aubenas y su intérprete Hussein Hanoun, así como los rumanos Marie-Jeanne Ion, Sorin Dumitru Miscoci y Eduard Ovidiu Ohanesian. En Asia murieron 16 periodistas en 2004. Casi todos por sus tomas de posición, según RSF. "Denunciar la corrupción de los cargos públicos o investigar sobre la criminalidad" a gran escala "ha resultado fatal para algunos periodistas en Bangladesh, Filipinas y Sri Lanka", destaca el informe. En el continente americano "la violencia ha experimentado un aumento exponencial". "Ni a los narcotraficantes ni a las elites políticas corruptas les gusta nada verse implicados por la prensa. En Brasil, Colombia, México, Nicaragua y Perú, algunos periodistas lo pagaron con su vida", afirma.

No obstante, destaca que algunos asesinos han tenido que responder de sus actos en Costa Rica, Nicaragua y Perú y saluda la liberación en Cuba del "célebre poeta Raúl Rivero y otros seis periodistas". La organización también critica que en Estados Unidos varios periodistas hayan tenido que "comparecer ante un tribunal por negarse a revelar sus fuentes". Judith Miller y Matthew Cooper, cuya instrucción se encuentra en curso, podrían ser condenados a penas de cárcel o a custodia domiciliaria por el caso de la publicación en la prensa de la identidad de la agente de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) Valerie Plame.

Castelló, Jiménez Claudín y González Urbaneja presentan en Madrid el informe <i>Vuelta al mundo de la libertad de prensa en 2004</i>.
Castelló, Jiménez Claudín y González Urbaneja presentan en Madrid el informe <i>Vuelta al mundo de la libertad de prensa en 2004</i>.EFE

Alí Lmrabet, I Premio José Couso

La primera edición del Premio José Couso de Libertad de Prensa ha racaído en el periodista marroquí Alí Lmrabet, perseguido y encarcelado por la monarquía alauí por su defensa de la verdad y sus críticas a la familia real magrebí. El jurado, formado por el Colegio de Periodistas de Galicia y los miembros del Club de Prensa de Ferrol, se ha decantado por Lmrabet "con una amplia mayoría" en reconocimiento a su trayectoria "libre e independiente".

El periodista marroquí ya confirmó su asistencia en Ferrol al acto en que se le va a hacer entrega de este galardón, una escultura del artista Manuel Patinha, que lleva el nombre de As Ceibes y que representa a una figura femenina coronada con las alas de la libertad.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS