Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

Un joven asesina a tiros a su pareja en Pamplona y después se suicida

Los fallecidos tenían 26 y 22 años y por el momento no está claro si eran o habían sido pareja

Una joven de 22 años ha sido asesinada esta mañana cuando se encontraba en el interior de su vehículo en el barrio de San Juan (Pamplona) al recibir varios disparos de escopeta realizados por un hombre desde la calle. El agresor, de 26 años y al parecer compañero o ex compañero sentimental de la víctima, se ha suicidado después con la misma arma, una escopeta de caza con cañones paralelos.

Los hechos, de los que ha alertado por teléfono un ciudadano, han ocurrido poco antes de las 7.45 horas a la altura del número 2 de la calle Monasterio de Vadoluengo del barrio pamplonés de San Juan, donde tienen su domicilio los padres de la joven asesinada, identificada como Berta Beunza. El cuerpo de ésta ha sido encontrado en el interior de un Peugeot 206 de color negro, en el asiento del conductor, mientras que el cadáver de David Torrado, vecino de la calle Aibar del barrio de la Chantrea, se hallaba a dos metros del coche. Según los primeros datos de la investigación, que han asumido el Cuerpo Nacional de Policía y la Policía foral, la chica había salido de su casa alrededor de las 7.30 cuando el presunto autor del crimen la esperaba ya en las inmediaciones.

Una vez que Berta se montó en el turismo, lo puso en marcha e inició la maniobra para salir, el joven se acercó y disparó sobre ella, quitándose la vida después. Los agentes, según la información facilitada por la Delegación del Gobierno en Navarra, encontraron el coche con las luces de marcha atrás encendidas y el cadáver de la muchacha con la cabeza destrozada, mientras que tumbado en el suelo junto al vehículo estaba el cuerpo también sin vida del hombre, con la cabeza abierta y, junto a él, el arma y un cartucho. Los cuerpos han sido trasladados al Instituto Navarro de Medicina Legal, donde los forenses les practicarán las autopsias.

Datos confusos sobre su relación

La escopeta era propiedad del joven, según han confirmado fuentes oficiales, que han precisado que "el arma era suya, estaba a su nombre, tenía licencia y había cumplido" con la normativa vigente para este tipo de armas, una escopeta de caza con cañones paralelos. Al parecer, tanto el joven como alguno de sus familiares son cazadores. De momento, las informaciones sobre la relación que unía a ambos jóvenes son confusas, ya que algunos conocidos de la familia Beunza han indicado en el lugar de los hechos que la chica salió en el pasado con David pero ahora tenía novio, y otras fuentes, como el Gobierno de Navarra, presentan al criminal como la pareja de la víctima.

En este sentido, el delegado del Gobierno, Vicente Ripa, ha indicado que ambos se conocían pero que la relación entre los dos "no está muy clara". En todo caso, fuentes de la Audiencia han confirmado que la joven nunca había presentado ningún tipo de denuncia por violencia de género. Este nuevo caso de violencia machista ha coincidido con la estancia en Pamplona del ministro del Interior, José Antonio Alonso, quien ha asegurado que el Gobierno del PSOE "no va a tolerar el drama persistente y sistemático de la violencia contra las mujeres, un drama que no puede tolerar ninguna sociedad desarrollada".

También han mostrado su repulsa el Gobierno de Navarra y el Instituto de la Mujer, que a las 12.30 han participado en una concentración en Pamplona a la que han asistido el presidente del Parlamento foral, la alcaldesa de la ciudad, el consejero de Bienestar Social, la directora del Instituto de la Mujer, representantes de partidos y sindicatos, así como ciudadanos. Por su parte, la portavoz del PP en la Comisión de los Derechos de la Mujer, Susana Camarero, ha asegurado que "no se están cubriendo las expectativas" de la Ley Integral Contra la Violencia de Género, aprobada en diciembre. La secretaria general de Políticas de Igualdad del Ministerio de Asuntos Sociales, Soledad Murillo, ha llamado "cobarde" al asesino. A su juicio, era alguien "incapaz de resolver los conflictos hablando", al tiempo que ha lamentado que "ninguna ley" pueda evitar que "se produzcan estos casos".

La séptima víctima de 2005

La muerte de una joven de 22 en Pamplona presuntamente a manos de su pareja, que después se suicidó, eleva al menos a siete el número de mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas este año, mientras que otros dos casos recientes se investigan ante la posibilidad de que también estén relacionados con la violencia de género.

Así, se investiga la muerte a tiros de una pareja de novios el 5 de febrero en Paterna (Valencia), ya que al día siguiente fue detenido un joven con el que la chica había mantenido una relación sentimental hacía un año, así como los padres del presunto asesino. También se investiga el caso de Amparo Oliveres, una estudiante de 23 años que murió estrangulada el 6 de febrero tras participar en la verbena de Jávea (Alicante). Ayer se entregó a la policía un joven de 25 años de nacionalidad argentina que había intentado sin éxito entablar una relación con la fallecida.

Más información