Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CGPJ considera de dudosa constitucionalidad permitir los matrimonios entre homosexuales

La minoría progresista del Consejo acusa a la mayoría de ser "ranciamente conservadora".- López Aguilar no ve oportuno tomar en consideración el informe

La reforma del Código Civil para permitir el matrimonio a las parejas homosexuales es "dudosamente constitucional" al tiempo que "adultera y desnaturaliza" el contenido de esta institución, según un informe del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que pide que se paralice la iniciativa y, en todo caso, que se excluya la posibilidad de adopción. Ante afirmaciones como "el matrimonio o es heterosexual o no es", la minoría progresista del CGPJ ha acusado a la mayoría de tener "prejuicios ranciamente conservadores". El ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, ha adelantado esta tarde que no considera "oportuno" tomar en consideración el informe, plagado de "juicios de valor".

El texto, que debatirá mañana la Comisión de Estudios del CGPJ -formada por tres vocales de la mayoría conservadora y dos de la minoría progresista-, cree que la realidad social de uniones entre homosexuales "puede hacer aconsejable que esas uniones sean contempladas por el ordenamiento jurídico". Sin embargo, "en satisfacción de tal objetivo, la opción no puede consistir en adulterar y desnaturalizar una institución jurídica que presenta unas características bien claras", señala el texto, redactado por José Luis Requena. Para posibilitar la reforma "no queda más remedio que eliminar de la institución matrimonial un signo identificador hasta ahora indubitado y jurídicamente incuestionado, que el matrimonio es una unión heterosexual", añade el texto, que apunta a "serias" dudas sobre la constitucionalidad de la iniciativa.

"O es heterosexual o no es"

"La heterosexualidad es un elemento constitutivo esencial del propio concepto de matrimonio: el matrimonio o es heterosexual o no es", subraya el informe sobre el proyecto de ley aprobado por el Gobierno el pasado 30 de diciembre para su remisión a las Cortes. Según el estudio, al que ha tenido acceso Efe, llamar matrimonio a la unión de homosexuales es un "cambio radical", como lo sería llamar matrimonio a la unión de más de dos personas o la unión entre un hombre y un animal. Razona también que la satisfacción jurídica de una "parte mínima de la población no puede hacerse a costa de adulterar el contenido esencial de una institución ni a trastocar los fundamentos del Derecho de Familia".

"Fundar la reforma en bases movedizas como la conciencia o la demanda social o un mal entendido sentido de la dignidad de la persona o de búsqueda de la igualdad, dejan a nuestro ordenamiento sin resortes ni bases jurídicas para rechazar modelos matrimoniales ajenos a nuestra cultura jurídica que con entera facilidad acabarían por imponerse", como por ejemplo el matrimonio poligámico. En cuanto a la adopción señala que "implica postergar el interés superior del menor, declarado como tal prioritario por los tratados suscritos por España en materia de derechos fundamentales y supedita ese interés a la necesidad de una minoría de que sus tendencias homosexuales sean homologadas". Aún cuando se regulase el matrimonio entre gays, "debería excluirse expresamente la regulación de la adopción hasta que haya un pronunciamiento del Constitucional y, en todo caso, hasta que la sociedad protagonice un debate profundo".

"Sin ningún fundamento legal"

El ministro de Justicia, Juan Fernando López Aguilar, ya ha señalado esta tarde que no considera "oportuno" tomar en consideración los "juicios de valor" del CGPJ, ya que se trata de un "informe hecho por iniciativa propia" pero "sin ningún fundamento legal". Por su parte, la minoría de este órgano considera que el informe es fruto de "prejuicios ranciamente conservadores". Según ha declarado el vocal de la minoría Luis Aguiar, miembro de la Comisión de Estudios, el proyecto "ni es contrario a la Constitución ni hay inconvenientes jurídicos serios que puedan oponerse a su tramitación por el órgano parlamentario".

La minoría expondrá mañana sus criterios contrarios al dictamen, en caso de que salga adelante, en forma de voto particular o texto alternativo. El informe deberá ser refrendado por el Pleno del CGPJ el día 26. La Federación Estatal de Gays y Lesbianas también ha rechazado las críticas del CGPJ, aunque no les sorprende, ya que "es evidente que está dividido entre los jueces del PP y los progresistas". En cambio, el presidente de la Asociación de Abogados de Familia, Luis Zarraluqui, ha manifestado su respaldo al informe. Zarraluqui ha subrayado que la única vez en la que la Constitución habla de "hombre y mujer" es al referirse al matrimonio, "mientras que en todos los demás casos emplea expresiones como todos, ninguno, los ciudadanos", entre otras.