Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Nobel de Medicina premia a Richard Axel y Linda B. Buck por su estudio sobre el olfato

Los investigadores publicaron en 1991 un trabajo en el que describen una familia de un millar de genes que dan lugar al desarrollo de un número equivalente de receptores olfativos

Los estadounidenses Richard Axel y Linda B. Buck son los ganadores del Premio Nobel de Medicina y Fisiología 2004, según ha comunicado esta mañana el Instituto Karolinska de Estocolmo. Los investigadores han sido galardonados por sus trabajos relacionados con el sentido del olfato, concretamente en los principios del reconocimiento y el recuerdo de 10.000 distintos olores.

El Instituto Karolinska reconoce, en su argumentación sobre la concesión de los premios de este año, el carácter pionero de los trabajos de estos investigadores para llegar a determinar el funcionamiento de los sistemas olfativos. Axel y Buck publicaron en 1991 un trabajo conjunto en el que describen una gran familia de alrededor de un millar de genes (un tres por ciento de los genes humanos) que dan lugar al desarrollo de un número equivalente de receptores olfativos, situados en las células receptoras olfativas, que ocupan una pequeña zona de la parte superior del epitelio nasal.

Posteriormente, los dos investigadores han seguido caminos separados y han realizado varios estudios, a veces paralelos, acerca del sistema olfativo, desde el nivel molecular a la organización celular. Axel, nacido en 1946 en Nueva York, es profesor de patología y bioquímica y ejerce en la Instituto Médico Howard Hughes, en la Universidad de Columbia en Nueva York. Buck, nacida en 1947 en Seattle, es profesora de microbiología e inmunología y ejerce en el departamento de neurobiología de Harvard, en Boston.

El premio, dotado con 10 millones de coronas suecas (1,1 millones de euros), se entregará el 10 de diciembre, aniversario de la muerte de Alfred Nobel, fundador de esos galardones.

El Nobel de Medicina es el primero que se da a conocer este año, al que seguirán, mañana, el de Física y el de Química, el miércoles. La semana se cerrará con el Nobel de la Paz, que otorga el Parlamento noruego, mientras que el próximo lunes se dará a conocer el de Economía, instituido por el Banco de Suecia.

Dos pioneros en el estudio del sistema olfativo

Los ganadores del Nobel de Medicina y Fisiología de este año son dos científicos con una sólida carrera y los responsables de unos estudios referenciales sobre los genes olfativos. Axel ha estado unido desde su época estudiantil a la Universidad de Columbia (Nueva York), en la que es profesor de patología y bioquímica, y en cuyo Instituto Médico Howard Hughues ejerce desde hace dos décadas. Realizó sus estudios de medicina en esta universidad y se doctoró en 1970 en la Universidad Johns Hopkins de Baltimore, de donde pasó a investigar en el Instituto de Investigación del Cáncer de la Universidad de Columbia y en el Instituto Nacional de Salud.

Buck y Axel iniciaron sus estudios en equipo cuando ésta era una investigadora pos doctoral en el grupo de Axel en la Universidad de Columbia, y ambos decidieron no ir en busca de las proteínas receptoras de olores, sino de los genes que contenían las instrucciones para ellas. Después de varios intentos fallidos, en 1991 encontraron los genes que permitieron estudiar el sentido del olfato a través de las técnicas de biología molecular y celular moderna, y cómo el cerebro distingue entre los olores.

Además, su descubrimiento sirvió de base para establecer los genes para proteínas receptoras de otras especies. Buck se doctoró en la Universidad de Texas en 1980, y en la actualidad es profesora de microbiología e inmunología y ejerce en el departamento de neurobiología de Harvard, en Boston. Desde 2002, está adscrita también al Centro de Investigación del Cáncer Fred Hutchinson, en Boston.

Axel es miembro de la Academia Nacional de las Ciencias desde 1983, de la Academia Americana de las Artes y las Ciencias (1983) y la Sociedad Americana Filosófica (2003), y en su currículo figuran premios como el Johns Hopskins (1969), el Richard Lounsbery (1989) o el de la Fundación Internacional Gairdner (2003). También miembro de la Academia Nacional de las Ciencias (2003), Buck ha acaparado otros premios de prestigio como el Lewis S. Rosentiel (1997), por su trabajo en la investigación médica básica.

Después de publicar su estudio conjunto en 1991, los galardonados han continuado realizando investigaciones sobre el sistema olfativo, pero por separado. Axel y su equipo se han centrado en estudiar cómo la información sensorial está representada en el cerebro, mientras que su colega trabaja en la actualidad en el modo en que los olores y las feromonas son detectados primero en la nariz y luego traducidos en el cerebro en diferentes percepciones y comportamientos.

Más información