Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las azafatas del AVE podrán vestir pantalón "para no sentirse observadas por ser mujeres"

La ministra de Fomento elimina una norma impulsada por Álvarez-Cascos que las obligaba a llevar falda a la altura de la rodilla

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, ha señalado hoy en rueda de prensa que "las mujeres trabajadoras del AVE tienen derecho a sentirse cómodas en el trabajo y a no sentirse observadas por el hecho de ser mujeres", y por tanto ha anunciado que de ahora en adelante no serán obligadas a ir vestidas con falda corta, pudiendo optar si lo desean por llevar pantalones.

Su antecesor en el cargo, Francisco Álvarez-Casco (del Partido Popular), impuso que las azafatas que atienden a los viajeros del tren de alta velocidad debían llevar siempre falda, en concreto cubriendo dos centímetros de rodilla. Los hombres visten pantalones. El Gobierno de entonces cerró cualquier posibilidad de protesta, y las intentos de revocar la orden por vía judicial chocaron contra la negativa, primero de la Audiencia Nacional, y más tarde del Tribunal Supremo.

En la pasada legislatura, el PSOE asumió la demanda de esos trabajadores y la cursó como proposición no de ley con el objetivo de evitar una situación que considera discriminatoria. Sin embargo, el PP, que tenía mayoría en la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer, tumbó la propuesta.

Con el PSOE ya en el poder, Magdalena Álvarez ha atendido ahora una vieja reivindicación del comité de empresa del AVE (dentro de la empresa pública RENFE), tras reunirse esta tarde en el Congreso de los Diputados con dos de sus miembros. Además, la ministra autorizará el uso de manga corta durante el verano por parte de los empleados masculinos.

La delegada del área de mujer del comité de empresa, Gemma Perujo, ha expresado hoy su satisfacción por esta decisión, agradeciendo que "por fin" se hayan escuchado sus reivindicaciones. "Sentimos que ya no estamos tan discriminadas".

Centímetro arriba, centímetro abajo

La normativa genérica de RENFE estipula que las trabajadoras pueden elegir entre el uso de falda o pantalón; en el caso de la primera, su longitud no sobrepasará los dos centímetros por encima de la rótula [un hueso de la articulación de la rodilla]. Sin embargo, la normativa específica del AVE establece que el largo de la falda (hasta ahora obligatoria para todas las mujeres trabajadoras) tapará dos centímetros la rodilla. Esta norma cambió poco después de la sentencia del Supremo de 2001, aunque no debido a ésta. Antes, estipulaba que la falda debía llegar dos centímetros sobre la rodilla.

Más información