Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zaplana amenaza al PSOE con retirarle su apoyo si no ataja la violencia machista en un mes

El portavoz parlamentario del Partido Popular ha avanzado que planea presentar iniciativas propias pese a su deseo de "colaborar" con los socialistas

El Partido Popular quiere una solución para la violencia machista, y la quiere ya. Así, tras ocho en el poder, ha decidido lanzar un ultimátum al Gobierno socialista para que tome medidas concretas en el plazo de un mes. En caso contrario, y pese a su deseo expreso de "colaborar con el PSOE", presentará sus propias iniciativas.

El portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Eduardo Zaplana, ha evitado concretar en qué consistirán esas iniciativas, pero no ha descartado presentar una propuesta legislativa si el Gobierno no aprueba en los plazos previstos la ley correspondiente, que en su opinión está sufriendo retrasos injustificados. "Es intolerable que quien había hecho bandera de la lucha contra la violencia de género y nos había estado acusando reiteradamente de no ejercer ese liderazgo no cumpla sus compromisos y parezca retrasarlos sine die", ha señalado Zaplana.

No antes de junio

El Ejecutivo presento el viernes 24 de abril las líneas generales del anteproyecto de Ley Integral de Violencia de Género, que no estará lista para su trámite parlamentario antes de finales de junio. Entre las medidas esbozadas, sin demasiada concreción, figura la creación de juzgados especializados, un observatorio estatal, la mejora de las ayudas económicas o la creación de centros de rehabilitación integral. Además, el ministerio de Interior, el Consejo General del Poder Judicial y la Fiscalía del Estado acordaron ayer mejorar la protección de las víctimas con un protocolo de actuación que fije las medidas judiciales y policiales para evitar el maltrato doméstico.

En lo que va de año han muerto al menos 18 mujeres víctimas de la violencia machista. Pese a que el Partido Popular estuvo en el Gobierno hasta mediados de abril, Zaplana ha defendido las acciones impulsadas por su partido porque han dado "buenos resultados" y han producido "una mejora sustancial desde el punto de vista estadístico". Al nuevo Ejecutivo le achaca un "vacío absoluto" en este aspecto, acentuado porque "abandonará" las medidas aprobadas por el PP y que "arropó" en su momento.

El portavoz parlamentario del partido socialista, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha respondido a Zaplana pidiéndole tranquilidad, y recordándole que lo que ahora le parece imprescindible hace un año no lo creía así, en referencia al voto en contra de los populares a la proposición de ley presentada por el PSOE la pasada legislatura. Rubalcaba ha acusado al PP de sufrir "ansiedad y bulimia política", lo que le ha impedido respetar el periodo de cortesía que habitualmente reina durante los primeros cien días de un nuevo Ejecutivo.