Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación abre una investigación sobre el profesor que agredió a un alumno en Granada

El docente golpeó a un niño de siete años "por no haber traído los deberes hechos" y le provocó una perforación en el tímpano

La delegada provincial de Educación de la Junta de Andalucía en Granada, Carmen García Raya, ha condenado hoy la supuesta agresión cometida por un profesor del colegio público 'Virgen del Carmen' de Castell de Ferro (Motril) que golpeó a un niño de siete años de edad el pasado 6 de febrero y le provocó una perforación en el tímpano "por no haber traído los deberes hechos" y ha informado que se ha abierto ya una investigación.

"Tras enterarnos por los medios de comunicación hemos iniciado la oportuna investigación de carácter reservado para conocer de primera mano los hechos", ha declarado Carmen García Raya. Ni el profesor, E.G.G., ni el centro ni los padres del alumno se han dirigido a la Junta de Andalucía para informar sobre el incidente. "Tanto el docente como el colegio no midieron las consecuencias y pensaron que el problema estaba zanjado", después de que el presunto agresor reconociera los hechos, pidiera disculpas a la madre y "mostrara en todo momento su preocupación por el estado de salud del menor", que fue trasladado inmediatamente a otra clase por petición expresa de sus padres.

La delegada ha anunciado que "esta misma mañana se ha trasladado un inspector hasta el centro" y que "de ser cierta la agresión procederemos a tomar las medidas pertinentes, entre ellas incoar un posible expediente sancionador al profesor", aunque ha señalado que "no tiene antecedentes que conozcamos y su comportamiento siempre ha sido el correcto".

"Absoluta condena"

Por su parte, la Confederación de Padres y Madres de Alumnos de Andalucía (Codapa) ha mostrado hoy su más "absoluta condena" a la presunta agresión. La Codapa espera que la Delegación provincial de Educación de la Junta de Andalucía "asuma su responsabilidad de probarse los hechos".

La presidenta del colectivo, Mercedes González, ha explicado que la Asociación de Madres y Padres de Alumnos del centro (AMPA) está "apoyando" a la madre del menor, que el pasado 5 de marzo, casi un mes después de la presunta bofetada, interpuso ante el Juzgado de Instrucción 1 de Motril una denuncia contra el docente, después de cambiar a su hijo de clase.

González, que hizo un llamamiento a la "tranquilidad", ha asegurado que "hay que dejar que la investigación iniciada hoy por Educación siga su curso porque no es necesario crear una alarma social que haga pensar que estos actos violentos son práctica habitual del docente o del centro al que pertenece", indicando que "lo recomendable" en estos casos, es que los padres acudan a la federación de cada provincia, donde se les puede asesorar jurídicamente.

La responsable de Codapa confía en la justicia y que, de probarse la culpabilidad del funcionario, la Junta "asuma" su parte de culpa y abra un expediente sancionador, aunque ha anunciado que de no hacerlo "estamos dispuestos a personarnos como acusación particular en el caso".