Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos endurece la interpretación de los valores de la presión sanguínea

Las autoridades sanitarias de este país advierten de que los valores que se creían normales son peligrosos

Las autoridades federales de salud de Estados Unidos han advertido hoy a la población de que lo que se creía un nivel "normal" de presión sanguínea es, en realidad, peligroso. Hasta ahora, los médicos comenzaban a preocuparse por la presión cuando llegaba a 140/90. Sin embargo, las nuevas pautas señalan el peligro comienza cuando la tensión arterial es de 115/75. También se creía que el número menor, o diastólico, era más importante, pero las nuevas normas señalan que en hombres y mujeres de más de 50 años, es el número más alto el que con mayores probabilidades puede presagiar un problema cardíaco.

Estas nuevas pautas que endurecen la interpretación de los valores de la presión sanguínea y las recomendaciones sobre medidas para prevenir problemas de tensión arterial han sido emitidas por el Instituto Nacional para el Corazón, los Pulmones y la Sangre. El anuncio oficial está acompañado por un informe divulgado en la página de Internet de la Revista de la Sociedad Médica de EE UU, que explica que cuanto más alta es la presión mayor es el peligro de problemas cardíacos, ataques apopléticos, trastornos hepáticos, ceguera y hasta demencia.

"No queremos asustar a la gente. Queremos que tomen medidas [contra la hipertensión]. Hasta los más pequeños cambios en la presión arterial son importantes", ha señalado en rueda de prensa el doctor Aram Chobanian, decano de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston (Massachusetts, EE UU) y presidente del comité que preparó las recomendaciones.

Recomendaciones para los hipertensos

Las nuevas normas señalan que la mayoría de las personas con presión alta debe tomar al menos dos medicamentos para prevenir el peligro de sufrir alguna enfermedad, y una de ellas debe ser un diurético. También recomiendan a los médicos ser más enérgicos en el tratamiento de la hipertensión, haciendo hincapié en el hecho de que casi un tercio de los afectados no sabe que tiene ese problema, además de dar un trato especial a sus pacientes.

"La relación entre el facultativo y su paciente tiene muy buenos resultados" en lo que se refiere a la presión arterial, ha señalado por su parte el doctor Claude Lenfant, director del Instituto. Las pautas incluyen los consejos que se aplican regularmente a quienes corren el peligro de sufrir aumentos bruscos de presión arterial.

"La relación entre el facultativo y su paciente tiene muy buenos resultados", ha señalado por su parte el doctor Claude Lenfant, director del Instituto. Las pautas incluyen los consejos que se aplican a quienes corren el peligro de sufrir aumentos bruscos de presión arterial. Esas personas deben bajar de peso si son obesos, hacer deporte, evitar la sal y no consumir más de dos bebidas alcohólicas por día. Se calcula que unos 50 millones de estadounidenses sufren de presión alta, un problema llamado el asesino silencioso,pues no tiene síntomas y se manifiesta sólo cuando el paciente ha sufrido lesiones, algunas incurables.