Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UNA NUEVA ENFERMEDAD

La epidemia de neumonía atípica se cobra 11 vidas más en China, Taiwán y Hong Kong

La OMS expresa sus dudas sobre los datos ofrecidos por las autoridades sanitarias chinas

El brote de neumonía atípica prosigue imparable su expasión por el gigante asitático sin que se conozca todavía el origen de esta variante del coronavirus, cuya mortandad está en torno al 15% de los infectados. En su parte diario, el Ministerio de Sanidad chino ha anunciado hoy la muerte de otras cinco personas en las últimas 24 horas y 85 casos más de la enfermedad. Además, otras cuatro personas han perdido la vida a causa del síndrome respiratorio agudo severo (SARS, en sus siglas en inglés) en Taiwán, donde se han confirmado 23 nuevos enfermos, mientras que Hong Kong ha informado de dos muertos y siete nuevos casos.

Con los nuevos datos aportados por el Ministerio de Sanidad chino, el balance total del SARS en el país asciende ya a 235 muertos y 4.884 casos. De los fallecidos, dos vivían en Pekín, donde hay 54 nuevos infectados. La capital china que sigue siendo la ciudad más afectada del mundo por la epidemia, con 116 muertos y 2.227 casos confirmados.

El comunicado del ministerio no ha precisado, sin embargo, cuántas personas han sido dadas de alta en todo el país, aunque sí ha facilitado la cifra de 18.608 personas en cuarentena tan sólo en Pekín. El texto no especifica tampoco los casos de la Región Administrativa Especial (RAE) de Hong Kong, cuyas autoridades han anunciado hoy dos muertes más, con lo que el total se eleva a 212, y siete nuevos contagiados, lo que eleva la cifra a 1.674 casos.

La situación en Taiwán

Los últimos muertos son un hombre de 79 años y una mujer de 73, ambos ya enfermos de otras dolencias. Se trata del séptimo día consecutivo en el que se anuncian menos de diez nuevos casos, lo que según las autoridades sanitarias de la región es una señal de que la epidemia está siendo controlada.

Por su parte, en la isla de Taiwán, considerada provincia rebelde por Pekín, se han producido otras cuatro muertes en Taipei y 23 nuevos casos, por lo que el saldo es de 18 muertes y 172 casos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) dio hace dos días un aviso en el que desaconsejaba viajar a Taiwán porque la situación de la epidemia estaba fuera de control. Con estas nuevas cifras, el total de muertos por el SARS en el mundo se eleva a 526 y la cifra de casos de infección es de cerca de 7.400 en 33 países de los cinco continentes.

Sin embargo, la OMS ha declarado hoy que los datos ofrecidos por las autoridades chinas dejan aún mucho que desear y pone como ejemplo que los responsables de Pekín no saben dónde contrajeron el virus la mitad de los pacientes. La portavoz de la organización en la capital china, Mangai Balasegaram ha indicado: "Tenéis demasiadas incógnitas. Cuando se tienen incógnitas no se pueden extraer conclusiones claras". Otro responsable de la OMS, James Maguire, ha añadido que los hospitales locales, mal preparados para la epidemia, son un factor de propagación en Pekín, ciudad que cuenta con 13 millones de habitantes.

Mensajes tranquilizadores

Mientras tanto, las autoridades chinas siguen enviando mensajes tranquilizadores a la población y a la comunidad internacional. Así, la ministra de Salud de China, Wu Yi, ha expresado al director general de la OMS, Jong Wook Lee, su confianza en la capacidad de su país para "superar sin dificultad la epidemia producida por la neumonía atípica".

En una breve reunión con Wook Lee celebrada anoche, la titular de la cartera de Salud y viceprimera ministra china ha declarado que "el Gobierno y el pueblo de China se sienten seguros y confiados de poder superar la catástrofe".

Más información