Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REINO UNIDO

La autopsia de las dos niñas británicas no permite precisar la causa de su muerte

La policía vigiló a los presuntos asesinos de Holly Wells y Jessica Champan varios días antes de su detención

Los resultados de las autopsias practicadas a las dos niñas británicas desaparecidas en la región de Cambridgeshire, Holly Wells y Jessica Champan "no son concluyentes" y no permiten precisar la causa de la muerte, según ha anunciado la policía del Reino Unido.

La poca claridad en cuanto a cómo murieron las menores implica que los expertos deberán llevar a cabo más exámenes, lo que, según las autoridades, puede llevar semanas.

Estos resultados se conocen en la misma jornada en la que la policía ha anunciado que mantuvo bajo una vigilancia intensiva a Ian Huntley y Maxine Carr, los presuntos asesinos de las niñas, desde varios días antes de su interrogatorio y posterior detención, según ha informado el diario The Times.

La casa de la pareja fue controlada por agentes encubiertos que estudiaron los movimientos de la pareja por la localidad, revisaron las múltiples entrevistas que ambos concedieron a diversos medios de comunicación y analizaron la información que ofrecieron a la Policía en los primeros días de la búsqueda.

Las autoridades tienen de plazo hasta mañana martes a las 6:00 horas locales para presentar pruebas contra los supuestos autores del doble homicidio, por lo que se están realizando exhaustivas búsquedas tanto en el colegio de las niñas, en el que al parecer se han encontrado objetos muy importantes para la investigación del caso, como en el domicilio de la pareja.

Dispositivo de vigilancia encubierto

Huntley, de 28 años de edad, conserje del colegio en el que estudiaban las niñas, comenzó a despertar sospechas entre las autoridades desde el principio, ya que en ningún momento ocultó el hecho de que había visto a las chicas y hablado con ellas la tarde que desaparecieron. En este tipo de investigaciones es una práctica común de la policía estudiar con especial detenimiento a las últimas personas con las que las víctimas mantienen contacto.

De inmediato, un detective comenzó a investigar el pasado de Huntley y su novia Maxine, de 25 años, profesora auxiliar en el mismo centro, y a reconstruir los pasos de la pareja la tarde que desaparecieron las niñas.

Los padres de las niñas piden a los medios de comunicación que se retiren

Los padres de las niñas Jessica y Holly han agradecido el apoyo recibido por todo el mundo desde que desaparecieron las pequeñas. "Apreciamos vuestra ayuda y respaldo en esta tensísima y traumática fase, pero nos gustaría que respetéis nuestra privacidad y nos permitáis estar solos". Recordaron que la presencia en Soham de los medios de comunicación ha alterado la vida de la comunidad y sugirieron que "ha llegado el momento de que desalojen la localidad".

Más información