_
_
_
_

#Payforyourporn: el porno también se rebela contra la piratería

Hablamos con la escritora y actriz porno española Amarna Miller sobre los graves problemas que sufre la industria debido a la cantidad de vídeos X que se consumen gratuitamente en internet.

amarna miller
Twitter/ @AmarnaMiller

Lanzada por el distribuidor americano de contenido adulto Adult Empire, la campaña #PayForYourPorn trata de concienciar a los usuarios de porno de lo conveniente, por decirlo de una forma suave, de pagar por el porno que consumen. En resumen, lo que viene a decir esta iniciativa es que si no pagas por ver tus vídeos porno, la calidad de las producciones baja y toda una industria y sus trabajadores se resienten; la consecuencia a largo plazo es que ya no se producirán más películas X. Pero lo realmente importante de esta iniciativa es que ha sacado a la luz un fenómeno que parece que a nadie le interesa: la crisis del porno tras la aparición de plataformas como Youporn, Pornhub o Porntube, webs con contenido adulto gratuito que acaparan prácticamente la totalidad del consumo de este tipo de entretenimiento. Hemos entrevistado a la escritora y actriz porno Amarna Miller, para que nos cuente desde dentro qué sucede con la piratería en la industria del porno y por qué se habla tan poco de ella.

El porno gratuito campa a sus anchas en Internet, ya no hay prácticamente salas X y las ventas de películas de contenido adulto han caído en picado… ¿De qué vive la industria de porno?

La industria pornográfica está prácticamente monopolizada por la empresa norteamericana MindGeek; la mayoría de productoras famosas que vienen a la mente cuando se piensa en cine X le pertenecen (desde Bang Bros, a Brazzers, MOFOS, Fake Taxi, Fake Agent, Twistys y un largo etcétera). Y eso no es todo: MindGeek es también dueña de la mayoría de tubes, esas páginas webs donde el usuario consume porno de forma gratuita.

Pero, ¿por qué la propia empresa decide ofrecer su producto gratis?

Se trata de una estrategia de mercado. La piratería es prácticamente imposible de combatir, así que si no puedes luchar contra ella, únete. MindGeek sube sus propios videos en baja calidad, redireccionando tráfico hacia sus páginas webs de pago y consiguiendo así nuevos usuarios y publicidad. O simplemente cuelgan un fragmento de sus videos para que el consumidor se quede con ganas de más. El objetivo final de los tubes es simplemente dirigir futuros clientes hacia las webs raíz.

Pero eso no es todo… El principal problema de este modelo de mercado es que no deja lugar a que otras compañías (especialmente las más pequeñas) puedan triunfar. Los mismos usuarios que llegan a los tubes gracias a MindGeek se dedican a colgar videos de compañías que no pertenecen a esta multinacional, y a las cuales no les viene bien que su contenido se exponga públicamente sin que los usuarios paguen por ello. Y entonces, ¿qué hace MindGeek? Ofrece a sus competidores pagar por publicitarse en los tubes. Así que no sólo se benefician de la piratería, sino que han conseguido que la competencia les pague por mostrar su contenido gratis.

Imagino que esto tendrá consecuencias a largo plazo…

De aquí a unos años toda la industria será devorada por MindGeek, dejando poco espacio para la innovación, las nuevas propuestas o las pequeñas empresas. Así que, si queréis ver porno gratis, ¡mejor descargadlo a través de torrents!

Aunque eres muy joven y quizás no has vivido el cambio, ¿cómo ha afectado la piratería y las webs gratis de porno a la industria? Sobre todo, a vuestro nivel, al de los actores.

A los actores no nos ha afectado lo más mínimo ni la piratería ni los tubes, fundamentalmente porque no cobramos royalties, ni derechos de imagen cada vez que alguien visiona una escena o una película nuestra. El dinero que recibimos viene directamente de las compañías: cobramos por escena, cedemos nuestros derechos y, después del día de rodaje, no nos afecta lo que ocurra con ese material.

Lo que sí supuso un gran mazazo dentro de la industria fue la aparición de Internet, básicamente porque los presupuestos desorbitados para rodar películas quedaron mutilados cuando se empezaron a grabar las escenas para distribuir a través de la red.

Miller, en un descanso de un rodaje.

Twitter/ @AmarnaMiller

Es curioso que ahora que los actores porno sois más conocidos que nunca y es un oficio que, por fin, se ha normalizado, nadie parezca dispuesto a pagar por vuestro trabajo.

Creo que especialmente en España se nos enseña que si podemos conseguir algo gratis, ¿para qué vamos a pagar por ello? En otras zonas de Europa o en América, el pagar por el trabajo bien hecho es algo completamente normal.

¿Qué te parece la iniciativa #PayForYourPorn?

Me parece una idea muy buena, aunque personalmente me parece que hace falta algo más que una campaña publicitaria para que pueda llegar a hacerse realidad. Siendo realista, creo que tiene más sentido empezar a cambiar el modelo de negocio que se sigue en las webs pornográficas actuales basado en las membresías ("memberships") por uno basado en los anuncios publicitarios, como hace spotify con su música, o bien a través de crowdfunding y donaciones, o pay-per-view (pago por escena visionada, una especie de equivalente a Netflix en la pornografía)

¿Tienes algún truco para no estar 'vendida' a la piratería?

Me parece que la piratería, bien usada, puede ser utilizada en tu beneficio a la hora de promocionarte. Yo misma tengo subidos trozos de los videos que comercializo en mi web dentro de X-Videos para que así la gente llegue hasta mi página.

Lo que sí intento hacer cada día es visibilizar e intentar mostrar a la gente los problemas de que la industria pornográfica se convierta en un monopolio.

¿Crees que la industria del porno es probablemente una de las más afectadas por la piratería y, sin embargo, es de la que menos se habla?

En efecto, probablemente la industria de cine X sea una de las más afectadas, pero como hemos sabido buscar un nicho de mercado dentro de la piratería no creo que a las grandes empresas les convenga hacerlo público. A ellos les viene bien que haya porno gratis ¡Están ganando dinero con ello! Por eso es importante que la gente pueda entender que es lo que se cuece dentro de las entrañas de la industria.

¿Qué le dirías a un consumidor de porno?

Que pague por el contenido de calidad, especialmente si está grabado por productoras independientes. Yo, por ejemplo, doy dinero todos los meses a través de la plataforma de crowdfunding Patreon a la productora inglesa Four Chambers. Porque lo que hacen es maravilloso, tiene calidad y es diferente. ¡Se merece mi apoyo! En cualquier caso, si se quiere ver porno gratis, siempre a través de descargas de torrent, nunca en los tubes.

Imagen de la campaña #Payforyourporn

Payforyourporn

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_